Ante la incertidumbre de conocer el nivel de pertinencia de la educación virtual en la Costa Atlántica, la institución universitaria Politécnico Grancolombiano desarrolló un estudio de mercado cualitativo para conocer los niveles de pertinencia de la educación virtual, que evidenciaron que aunque existe un gran interés por estudiar en modalidad virtual, también existen serias barreras de tipo, político, social, económico y tecnológico que influyen en la gente para la toma de decisiones.

“Considerando que en la costa norte de Colombia el 94.5% de los estudiantes de 11º grado logran graduarse (según datos del Ministerio de Educación Nacional),  y solo el 45% de ellos accede a la educación superior, nos dimos a la tarea de desarrollar en el mes de noviembre-diciembre de 2016 una investigación de mercado bajo la metodología de focus group, con una muestra de 125 estudiantes procedentes de Valledupar, Riohacha, Barranquilla, Cartagena, Santa Marta, Sincelejo, Montería y San Andrés, para indagar a profundidad sobre los intereses a nivel de educación de la población activa entre los 20 y 60 años de edad de la zona norte de Colombia, explicó Andera Carmona, jefe regional zona norte del Politécnico Grancolombiano.

En Valledupar se evidencia que el Icetex aparece como la primera opción para financiar la educación superior, donde la oferta de programas está alineada con los sectores que generan mayor ingreso en el municipio: Administración Pública, Administración de Empresas, Comercio, Mercadeo, Publicidad y Ciencias de la Educación.

La  evidencia muestra que los estratos 1 y 2 son los de mayor representación en Valledupar, siendo la única ciudad de la zona donde el estrato 2 es la categoría con mayor participación. “Esto refleja una sociedad más ubicada en la clase baja, donde la oferta de programas virtuales se vuelve fundamental para apoyar el desarrollo económico de la ciudad. La mayoría aduce razones de seguridad para acceder a la educación virtual, ya que es más seguro que estudiar en la nocturna”, explicó Carmona.

Por otra parte, aunque la oferta virtual es una opción muy necesaria para Riohacha, es la zona con el menor apoyo económico gubernamental (solo recibe el 6.2% del presupuesto destinado a la educación superior). Toda la población consultada dijo trabajar para pagar sus estudios de educación superior con un alto interés en estudios virtuales, ya que les emociona interactuar con gente del resto del país y tener una gran cercanía con la cultura indígena wayuu.

Riohacha a pesar de tener una baja tasa de penetración de internet (5.7%), en comparación con otras zonas de la Costa Atlántica, cuenta con un gran potencial para el desarrollo de la educación virtual.

Cargar artículos relacionados
Cargar mas en Perfil educación

También puedes leer...

Comenzó capacitación a patrulleros escolares en colegios de Valledupar

‘Avanza por la Vida’ es una campaña que realiza el gobierno de Augusto Daniel Ramírez Uhía…