El caso del señor Luis Carlos Meza Reyes es de los más dolorosos que haya podido conocer Tuperfil.Net. La situación que está viviendo, la forma como se está apagando su vida poco a poco, produce desde indignación y lastima, hasta impotencia y rabia.

Daza Martínez de 72 años de edad, es un humilde hombre que en 2004 quedó discapacitado luego de un accidente en el municipio de El Copey. Desde entonces sus hijas Noris y Madis, se encargaron de su cuidado, pero cuando ya su discapacidad era un drama, el señor Luis Carlos sufrió una isquemia cerebral y un infarto, que lo terminaron llevando hasta el hospital Rosario Pumarejo de López.

De allí fue trasladado a la Clínica Buenos Aires, y luego su EPS Coosalud, ordenó su hospitalización en un honker ubicado en el barrio Dangond.

Allí comenzó el verdadero calvario para Luis Carlos-. En ese lugar, que a decir de las hijas del paciente es una casa sin las condiciones adecuadas para prestar algún servicio de salud, comenzó a presentar escaras, lo que los llevó a denunciar el hecho ante la Secretaría de Salud Departamental, la cual ordenó el traslado a la clínica Erasmos.

No obstante el estado del paciente cada día es peor, por lo que apoyados por el señor Luis Carlos Daza Martínez lograron que el Juzgado octavo Civil Municipal emitiera unas medidas cautelares, consistentes en el traslado inmediato del paciente a un centro asistencial de más alto nivel, en donde pueda ser atendido como lo requiere.

A decir de las hijas del adulto mayor, su padre se está pudriendo en vida por simple descuido y mala atención por parte de las entidades de salud que han intervenido en el proceso.

Cargar artículos relacionados
Cargar mas en Perfil salud

También puedes leer...

ESES esperan el pago de 16 mil millones de pesos

Acuerdos de pago por un valor de $16 mil millones de pesos y compromisos a través de accio…