Las pruebas que tendrían las autoridades de los Estados Unidos contra el ex negociador de la guerrilla de las FARC, Jesús Santrich, son contundentes.

La investigación comenzó en el mes de junio del año 2017, cuando los agentes de la DEA lograron contactar al ex líder insurgente, para supuestamente hacer un negocio que permitiría llevar a los Estados Unidos, 10 toneladas de cocaína.

Fue así como en noviembre del año pasado, los presuntos compradores norteamericanos, se reunieron en un hotel en  España con el abogado Armando Gómez, quien fue delegado por Santrich. En dicha reunión, se acordó la compra de 5 kilos de cocaína, que iba a suministrar el ex guerrillero.

Posteriormente el dos de noviembre en casa de Jesús Santrich en Bogotá, se presentó una segunda reunión, donde se habló de la compra de 10 toneladas de cocaína, cuyo pago se llevaría a cabo en la ciudad de Miami.

La última reunión entre los falsos compradores y Jesus Santrich se llevó a cabo el ocho de febrero de este año. Allí se acordó la compra definitiva de 10 toneladas de coca, por valor de 10 millones de dólares. Igualmente se acordó que primero se entregarían 7 toneladas y un mes después de 3 toneladas.

De acuerdo con los investigadores de la DEA, dentro de las pruebas que fueron presentadas a la Corte Norteaméricana, y al presidente Santos, están chats, correos electrónicos, fotos y videos, que dan cuenta de las conversaciones para la compra de la cocaína que iba a suministrar Jesús Santrich, cuyo futuro está en las manos del presidente de Colombia, el cual deberá decidir si lo extradita a Estados Unidos o no.

 

 

 

 

Cargar artículos relacionados
Cargar mas en Perfil judicial

También puedes leer...

Se quitó la vida un vigilante en Los Fundadores

En una de las habitaciones de la vivienda donde residía con su compañera sentimental, fue …