El cantante Rafael Santos Díaz, hijo del desaparecido Diomedes Díaz Maestre, se quedó sin acordeonero. Su compañero de formula desde marzo de 2017, José Mario Oñate, anunció que abandonaba la agrupación.

“Quiero agradecerte Rafael Santos Díaz por la oportunidad brindada durante dos años de trabajo, por fijarte en mí, en mis notas, para complacer a tus millones de seguidores. Doy gracias a Dios por iluminarme y salir con las metas cumplidas a nivel de grabación y espectáculos en vivo”.

Con estas palabras, el acordeonero José Mario Oñate anunció su retiro y dio sus agradecimientos a Rafael Santos Diaz.

Este joven es oriundo de Valledupar y tiene como propósito seguir trabajando por conservar un estilo que ha ido haciendo en sus más de cinco años de carrera artística, que iniciaron de la mano con su padre Luis Mario Oñate.

“Yo seguiré tocando mi acordeón que fue el don que Dios me regaló y así mismo esperando la oportunidad para conformar un nuevo proyecto, al que aseguro tendrá la experiencia adquirida en los estudios de grabación, festivales de todo el país y las tarimas”, declaró José Mario, quien es estudiante de la facultad de Derecho de la Universidad de Santander en Valledupar.

En su palmarés musical tiene grabaciones al lado de Luis Mario Oñate, Andrés Ariza Villazón y Rafael Santos Díaz. Fue invitado en varias ocasiones por Martín Elías para acompañarlo en múltiples conciertos y formó parte de la agrupación de Omar Geles.

Las últimas informaciones indican que el joven acordeonero sería la formula de Peter Manjarrez, con quien se le observó en una parranda, en la cual su padre Luis Mario Oñate, sostuvo una fuerte piqueria con su compañero de fórmula, Iván Zuleta.

Cargar artículos relacionados
Cargar mas en Perfil Entretenimiento