La subdirectora general del ICBF,  Sol Indira Quiceno, hablo de su visita a la sierra nevada de Santa Marta, atendiendo las necesidades de las familias indígenas Wiwa en especial los 120 niños de la población Sinka y Duckaka.

La acción humanitaria dio paso a identificar a ocho niños indígenas con graves problemas de salud, además de una mujer indígena de 50 años, considerada “la Saga” (mujer sabia) con problemas respiratorios. Todos éstos fueron trasladados hacia el hospital Rosario Pumarejo de López en Valledupar, con el acompañamiento de la Secretaria de Salud Municipal para su recuperación.

Entre otras cosas se articuló con otras entidades, una jornada de servicios como el registro civil de niños y atención en salud.

A partir de ahora, las regionales del Magdalena, Cesar y La Guajira realizarán un seguimiento a la atención interinstitucional que se les garantizará el acceso a la salud, educación, identidad, entre otros, a las comunidades Sinkaka, Tusimake, Auyamal, Limoncito, Sinka y Bernarda de la Sierra Nevada.

Cargar artículos relacionados
Cargar mas en 

Puedes leer.

Comunidad de Altos de Comfacesar dejó como mentiroso a Gobierno Municipal

La comunidad de Altos de Comfacesar y sus alrededores no se oponen a que los jóvenes que p…