Por lo menos de 7 a 8 quemas prohibidas atendieron a diario los miembros del Cuerpo de Bomberos de Valledupar en la zona rural durante el mes de diciembre. Así mismo se atendieron entre 4 y 5 incendios forestales en la zona rural como en el corregimiento de La Mesa y Valencia de Jesús y en la vía hacia el cementerio Jardines del Eccehomo.

Dichas conflagraciones afectaron en el mes de diciembre unas 30 hectáreas forestales, dijo a Tuperfil.Net, el Sargento Ariel Romero, del Cuerpo de Bomberos de Valledupar.

En la atención de estas emergencias, un miembro del cuerpo de socorro resultó lesionado en un tobillo, por lo que fue incapacitado por siete días.

Romero señaló que estas conflagraciones no son solo producto del Fenómeno del Niño, sino por la irresponsabilidad de las personas, cuyos actos causan el 90 por ciento de los incendios. ” La mayoría de los incendios en los lotes enmontados, son responsabilidad de los recicladores quienes para sacar el material queman las basuras y proceden luego a extraer lo que necesitan” indicó Romero.

Así mismo en las atenciones en los potreros, son por lo general producto del descuido de los trabajadores, como ocurrió en cercanías a la obra de la Casa en el Aire, donde un obrero  prendió un tizón, el cual cayo en una paja produciendo la conflagración.

El Sargento Ariel Romero, hizo un llamado a la ciudadanía para que sean cuidadosos con la naturaleza, especialmente a la población indígena a quienes se les ha pedido abstenerse de hacer socolas para las siembras. De haber estos incendios, podrían verse afectadas unas doscientas hectáreas de bosques.

 

Cargar artículos relacionados
Cargar mas en Perfil Ambiental

Puedes leer.

Fenómeno del Niño es débil pero causa estragos

Los incendios forestales que mantienen en calamidad pública a Valledupar, y que han causad…