A la irrisoria pena fue condenado por la justicia norteamericana el exfiscal anticorrupción Luis Gustavo Moreno . El ex fiscal fue condenado a cuatro años tras haberse declarado culpable de haber recibido miles de dólares en sobornos en un centro comercial de Miami-Dade de manos del exgobernador de Córdoba Alejandro Lyons.

Moreno Rivera, de 36 años, y su abogado Luis Pinilla Gómez, de 31, se declararon culpables en agosto pasado en Miami de los delitos de “lavado de dinero y fraude electrónico”, aunque el exfiscal anticorrupción se había declarado previamente no culpable en su primera comparecencia ante la justicia en Miami.

La jueza federal Úrsula Ungaro no impuso la sentencia máxima que podía recaer sobre los acusados, de entre 7 y 9 años de prisión, que los fiscales federales habían solicitado, indicó el Miami Herald.

Al tomar esta decisión, la magistrada estadounidense tuvo en cuenta que Moreno Rivera ya había sido sentenciado en su país por usar su cargo para extorsionar a personalidades políticas bajo investigación.

Moreno Rivera y Pinilla Gómez fueron acusados en agosto de 2017 por la Fiscalía del Distrito Sur de Florida de “fraude electrónico, conspiración para cometer fraude electrónico, lavado de dinero y conspiración para lavar dinero a fin de promover soborno en el extranjero”, en hechos ocurridos en Miami.

Moreno y Pinilla, extraditados de Colombia a EE.UU. en mayo de 2018, cayeron en manos de las autoridades estadounidenses con la ayuda del exgobernador Lyons, quien es investigado por corrupción en su país durante su gestión, entre 2012 y 2015, pero huyó a Estados Unidos, donde decidió colaborar con la Justicia, lo que permitió la captura de Moreno.

Lyons, al que la Fiscalía identifica solo como “una fuente

cooperante”, acordó con Moreno y Pinilla a finales de 2016 recibir copias de declaraciones juradas de testigos en su contra a cambio de unos 33.000 dólares (100 millones de pesos colombianos), según la Fiscalía de EE.UU.

En junio de 2017 Moreno y Pinilla se reunieron en Miami con la”fuente”, que secretamente, bajo la dirección de la Administración para el Control de Drogas de Estados Unidos (DEA), dio a ambos un adelanto del soborno.

Moreno argumentó en conversaciones grabadas su capacidad para controlar la investigación e inundar con trabajo a sus fiscales para impedir que se centraran en la investigación de la “fuente”.

A cambio, ambos solicitaban unos 134.000 dólares (400 millones de pesos colombianos), con un pago adicional de 30.000 dólares antes de que Moreno abandonara Estados Unidos.

La demanda penal alega además que varios de los billetes del depósito fueron hallados en manos de Moreno y su familia mientras abordaban un vuelo de regreso a Bogotá desde Miami.

Tomado de BLURADIO.COM

Cargar artículos relacionados
Cargar mas en Perfil Judicial

Puedes leer.

Árbitro perdió la vida en accidente de tránsito en Valledupar

Un árbitro de fútbol perdió la vida la mañana de este domingo, en momentos que conducía un…