Próximamente, la escultura La Revolución en Marcha, que está ubicada en la plaza Alfonso López, sería sometida a una restauración.

Así se desprende de la inspección  que a la misma hiciera el ingeniero Rodrigo Arenas Quintero, hijo del maestro Rodrigo Arenas Betancour, autor de la obra, y la cual fue instalada el 27 de abril de 1994.

“Muy amablemente la Secretaría de Obras y la Alcaldía nos invitaron a hacerle seguimiento al estado de la escultura, entendiendo mediante la evidencia que se ven algunas varillas de la construcción ya expuestas, y para venir a hacer una evaluación inicial del estado de la obra” dijo Arenas Quintero.

Añadió que “ es importante no solo verlas desde el punto de vitas estructural sino escultórico, cuál era la intención que le quiso dar el artista y como la técnica permite tanto reconstruir la intención escultórica como lograr la durabilidad de esta obra en el tiempo”, explicó el hijo del maestro Arenas Betancourt.

EL ingeniero Rodrigo Arenas Quintero dijo que su corporación, no necesariamente será la encargara da restaurar la escultura, aunque reconoció que si presentará la propuesta.

Entre tanto el secretario de obras del municipio, Juan Pablo Moron Riveira, dijo que “el propósito de renovación de la plaza que hace el Alcalde es impresionante, y nosotros como administración municipal no podíamos dejar de lado la importancia que tiene la ‘Revolución en Marcha”.

Luego del diagnóstico final se procederá a realizar el respectivo mantenimiento, cuyo fin es “que tengamos eternamente en la memoria los sitios emblemáticos que queremos para nuestras ciudades, Arenas fue un escultor que dejó sitios emblemáticos en toda Colombia y dejó un referente nacional, este es un referente emblemático que tiene que protegerse en el tiempo”, expresó el director de la Corporación.

Cargar artículos relacionados
Cargar mas en Perfil cultural

También puedes leer...

Min Cultura autoriza hacerle retoques a la Academia de Historia

Una intervención a  la casa donde funciona la Academia de Historia de Valledupar, fue auto…