Luego de que en días pasados en fotos divulgadas por la Alcaldía de Valledupar, se observara al ex candidato a la Alcaldía y miembro del Centro Democrático, Sergio Araujo Castro, caminando junto al Alcalde Augusto Ramirez Uhía, y al Presidente Iván Duque, observando los trabajos de remodelación de la plaza Alfonso López, Tuperfil.net conoció de un escrito que enviara el político, en el que aclara las razones por las cuales acompañó al mandatario a dicho recorrido.

En el mismo escrito, Araujo Castro hace serias criticas a la remodelación de la plaza.

Tuperfil.net reproduce el análisis de Sergio Araujo, al considerarlo un documento digno de análisis.

El 15 de Abril Acompañé al Señor Presidente @ivanduque a caminar por la plaza Alfonso Lopez de @Valledupar, cuando expresamente me invitó a hacerlo, después que el señor alcalde de La ciudad aprovechara su visita a la Misa de Santo Ecce Homo para mostrarle la obra de renovación de la plaza que había inaugurado tres días antes. El Presidente Duque es mi amigo, a mucho orgullo, y a donde me convide lo acompañaré gustoso, sin embargo caminar la plaza con @TutoUhiaAlcalde y el señor presidente de la república me llevó a reafirmar la certeza de que la inversión y el esfuerzo fueron una oportunidad perdida. A vista prima La plaza se ve “bien”, pero hay una gran distancia entre una restauración y una remodelación.
Es exótico haber escogido hacer un dibujo en gris y blanco, de evocación étnica en el piso, a manera de homenaje en el lugar equivocado, que nada tiene que ver con el legado colonial hispánico de nuestra ágora histórica; tampoco encontré adecuado el mármol blanco para el suelo, no es casual que ninguna plaza colonial del continente tenga superficie blanca, ello obedece a que la excelente arquitectura española tenía claro que la luminosidad de una plaza no hace propicio ese color, que a pleno día enceguece a los transeúntes que la cruzan o circundan. Lamento también que se haya mantenido el exabrupto de una tarima estructural que condena la plaza a que la parte posterior de ella sea de facto el traspatio de la misma y la vuelva una plaza de tres lados. Vale la pena recordar que la ciudad cuenta con el mejor escenario de conciertos del país y uno de los mejores del continente, ubicado en el “parque de la Leyenda Vallenata Consuelo Araujo”, que solo se ha desarrollado en un 20%, aunque “la cacica” dejara totalmente diseñado el ‘disneylandia del vallenato’ como llamara su parque soñado tantas veces delante de mi. El alcalde pudo haber invertido ese dinero en desarrollar el parque que es tambien de la ciudad.


Pero bien, haber dejado la plaza limpia, sin tarima permanente, y haber puesto en el lugar de la tarima un monumento que evocara y homenajeara el folclor, permitiendo la concepcion circular del cuadro de la plaza, habría recuperado la noción de plaza de 4 lados y así la majestad histórica del punto más simbólico de una ciudad cuyo señorío colonial y republicano está casi perdido y/o en ruinas, a pesar de los lamentos de la Fundacion Aviva que no logra más que suplicar que no dejen perder el legado arquitectónico de la ciudad primaria.
No me gusta lo que pasó en la plaza, no es un aporte que exalte nuestra historia urbanística, no se hizo una intervención para hacerla majestuosa en la sencilla y austera manera de lo colonial, mas bien se “remodeló” con la estética súbita de quien pone lustre a su vieja vivienda para que se note su nueva abundancia: mármol por doquier, mármol blanco, material ausente en el diseño colonial de nuestras primeras ciudades, y abundante en la nefasta era del nuevorriquismo marimbero y traqueto que frecuentemente se evidencia en lo arquitectónico también.
Echo de menos que no se hubiera avanzado en peatonalizar la Carrera 6ta, deprimiendo el tráfico por debajo del nivel de nuestra plaza, como también deploro que no se haya usado el subsuelo para haber hecho allí, y en grande, el museo de la memoria del festival y el folclor, al tiempo que se crearan espacios de parqueo subterraneo para el mismo y la propia alcaldia. Lástima.
Otro Alcalde tendrá que considerar esas ideas.
Tuto Uhía es un buen hombre, y un burgomaestre bien intencionado, pero se asesoró mal y nos dejó una plaza disfrazada, y sin identidad en materiales ni aspecto. Capítulo aparte merece la vergonzosa participación del @Mincultura en el proceso de escogencia del infortunado diseño. Que el alcalde se haya equivocado asesorándose de la universidad nacional y apoyado en un ministerio de cultura ciego y cómplice ante la evidencia del exabrupto, casi exculpa totalmente a Ramirez Uhía de la falta estética que se le pudiera endilgar.
Caminaré muchas veces más por nuestra plaza, pero no por ello mi presencia será aval de una intervención que lamento, tanto más en la medida que pudo ser la ocasión para darle la majestad que merece el centro histórico de Valledupar. Pero esta vez no fue…

@sergioaraujoc

Cargar artículos relacionados
Cargar mas en Perfil Político

Puedes leer.

Claudia Margarita Zuleta espera que Conservadores se pongan de acuerdo

En reunión del directorio Conservador del Cesar, el Representante a la Cámara, Alfredo Ape…