Desde hace varios días viene circulando por las redes sociales la muerte de Mr. Bean, protagonizado por el actor Rowan Atkinson, que dice que ha fallecido en un accidente automovilístico. Según dice el supuesto video, que es totalmente falso.

A primera vista del video parece que la información proviene de Fox News y se presenta junto a una fotografía del actor y la leyenda “RIP 1955-2018”. La publicación incluye un ícono de reproducción de vídeo lo que implica hacer clic en un enlace donde se reproducirán imágenes de noticias sobre la supuesta muerte.

Rowan Atkinson no ha muerto y la publicación no proviene de Fox News. El actor está vivo. La realidad es que la publicación es una estafa. Si haces clic en la publicación se abre una web donde pareciera que se va a reproducir un vídeo sobre la muerte de Mr. Bean, pero cuando se intenta ver sale un mensaje que pide que se complete un control de seguridad y además de eso, se comparta en Facebook para seguir viéndolo.

AQUÍ VIENE LA ESTAFA. Si se comparte en Facebook la página principal será redirigida automáticamente a una web que contiene un malware (código malicioso). Unas veces lleva a una web falsa de “error de seguridad” que alerta de que el dispositivo se ha bloqueado porque está infectado por un virus.

Cuando aparece este aviso se solicita que se llame urgentemente a un número de soporte técnico para que se solucione, pero para poder marcarlo el usuario debe introducir un número de tarjeta de crédito o débito para que adquiera “la corrección de software”. Al hacerlo, el virus se propaga.

Si se llama a dicho número los estafadores intentarán quedarse con el número de la tarjeta de crédito o débito del usuario, bien solicitándolo directamente para arreglar el falso virus con el que se ha infectado el computador, o directamente, pidiendo la descarga de un software con el que tomarán el control del PC para robar los archivos e instalar el malware (código malicioso).

En otros casos, es posible que haya una redirección a una web de encuestas que promete la posibilidad de ganar premios a cambio de proporcionar nombre, domicilio, dirección de correo electrónico y números de teléfono. Esa información será compartida con compañías de marketing y patrocinadores o en su defecto que el dispositivo quede en suscripciones premium de pago.

También en sus maniobras de engaño puede redirigir a webs que alojan malware (código malicioso) o complementos infectados con virus y si accedes a ellas, puedes estar en peligro con tu dispositivo.

Así que si llegan a tus redes sociales este tipo de estafas, deniégalo y no caigas en la trampa de los Ciberdelincuentes.

Por.  Yeferson Chassaigne Daza

Magíster en Seguridad Informática

Cargar artículos relacionados
  • OPINIÓN. No todo está en el manual.

    Cada semáforo de la ciudad es un cementerio de historias. La que vende toallas, los que ex…
  • Si Rafa estuviera vivo

    Mi hermano y yo – no voy a hablar acerca de la canción de Emiliano  – teníamos la be…
  • La pecera está vacía

    La mayoría de los amigos de infancia se quedaron en el pueblo curándose entre todos las am…
Cargar mas en Opinión

También puedes leer...

OPINIÓN. No todo está en el manual.

Cada semáforo de la ciudad es un cementerio de historias. La que vende toallas, los que ex…