Hace cuatro meses en la cárcel Judicial de Valledupar se encuentra recluida la señora María Tafur Calderón, por el delito de porte de estupefacientes. La mujer de 81 años, fue detenida cuando ingresaba a la Penitenciaría de Valledupar, con un pequeño paquete que contenía alucinógenos.

A raíz de este hecho, la juez Segundo Penal de Valledupar,  Luz Miriam Flores condenó el pasado 15 de marzo, a la octogenaria mujer a 7 años, 10 meses y 15 días de prisión, que debe pagar en la cárcel.

“ Le ruego que no me dejen morir a mi mamá. Ella es toda una dama, una mujer cristiana, pueden preguntar en el barrio por mi madre” dijo Patricia Velásquez Tafur, hija de la mujer quien pidió que  su madre reciba el beneficio de prisión domiciliaria, que la juez se ha negado a otorgarle.

La petición de la hija de la señora María, se basa en el hecho de que su madre se encuentra delicada de salud por su edad, ya que actualmente presenta problemas de incontinencia y presión, patologías que se han atenuando debido a la tensión permanente que se vive en el penal, producto de las constantes revueltas que allí se presentan.

“Que si mi madre llega a enfermar que sea yo que la cuide”, dice Patricia Velásquez, quien ha solicitado clemencia para su madre.

En la diligencia judicial, la señora María Tafur Calderón, aceptó los cargos, pese a señalar que fue engañada por una mujer que le pidió que ingresara un pequeño paquete cuando se encontraban en la fila para ingresar al penal.

“Ella no sabía que llevaba para adentro,” concluyó la hija de la adulta mayor.

 

Cargar artículos relacionados
Cargar mas en Perfil judicial

También puedes leer...

El crimen del ex gerente de El Pilón fue planeado

Ante un juez de control de garantías, fue presentado Alexis José Serpa Linares de 18 años …