Por la terquedad de las autoridades indígenas del municipio de Pueblo Bello,  tanto la etnia como los demás habitantes de esa localidad,  se quedaron sin poder gozar del servicio de gas natural.

Pese a que el gobierno departamental en cabeza del gobernador Francisco Ovalle Angarita, había destinado la suma de 3.200 millones de pesos para instalar el gas en esa zona del Cesar, la falta de voluntad por parte de las autoridades indígenas, hicieron que los recursos fueran destinados a otras poblaciones.

Según pudo conocer Tuperfil.Net, las autoridades indígenas exigían la suma de 300 millones de pesos para llevar a cabo la  consulta previa, requisito necesario para  adelantar cualquier intervención en territorio indígena. Además, luego de realizar la consulta previa, los resultados solo se conocerían un año después.

Así las cosas, el mandatario seccional decidió trasladar los recursos a las poblaciones de Atanquez, Haticos 1 y 2 y La Mina, quienes disfrutarán  del servicio que viene instalando la empresa Gases del Caribe, en el mes de diciembre.

En total son 2.100 hogares de ese territorio, los que se verán beneficiados con este servicio.

El Gobernador Francisco Ovalle Angarita lamento no haber podido realizar esta obra en Pueblo Bello, mientras que el Alcalde Juan Francisco Villazón, dijo que la politiquería de algunos sectores de su localidad, se interpusieron al desarrollo de la obra.

Cargar artículos relacionados
Cargar mas en Perfil Departamental

Puedes leer.

Hospital de Codazzi a media marcha por no tener gerente

A media marcha viene funcionando el hospital del municipio de Codazzi, debido a la falta d…