“La relación bilateral con los Estados Unidos es de muchos años y en esa relación ha habido un trabajo conjunto en la lucha contra el narcotráfico; debilitar la figura de la extradición puede tener consecuencias muy negativas en la cooperación internacional de la lucha contra las drogas”.

Así lo afirmó este jueves el Alto Comisionado para la Paz, Miguel Antonio Ceballos, frente a una de las objeciones presentadas por el Presidente Iván Duque al proyecto de la Ley Estatutaria de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), las cuales son objeto de debate hoy en el Congreso de la República.

En declaración a los medios de comunicación en la Casa de Nariño, el Comisionado de Paz reiteró que al Gobierno le preocupa la falta de claridad sobre los terceros que podrían acceder a los beneficios de la JEP, con el pretexto de contribuir con la verdad.

“El asunto que nos preocupa es que esto se convierta en una puerta giratoria para que personas que no siendo parte de las Farc, y que hayan sido excluidas de sus listas, puedan volver a entrar a la Justicia Especial para la Paz, alegando que ellos pueden contribuir con la verdad”, explicó el funcionario.

Además, enfatizó que “como están las cosas hoy, no hay claridad sobre si unas personas que no son parte de las Farc pueden seguir cometiendo delitos hacia adelante y, no obstante, pueden aspirar a participar” y recibir los beneficios de la JEP.

En tal sentido, invitó al Congreso a tomar una decisión responsable y oportuna sobre las objeciones, pero debatiendo cada una de ellas.

“El Presidente Duque ha demostrado, a través de la presentación de estas objeciones, que sus preocupaciones son reales. Es decir, si se debilita la figura de la extradición y se utiliza la JEP como una especie de escondite o de escape de personas a la figura de la extradición. Este es el momento en que el Congreso de la República debe tomar una decisión responsable, seria y oportuna, debatiendo cada una de las objeciones, para que los congresistas que no están de acuerdo con ellas tengan la oportunidad de votar en contra”, agregó.

Al citar la posición de uno de los partidos, en medio del debate sobre las objeciones en el Congreso, el Alto Comisionado para la Paz aseveró que no hay claridad sobre si “los delitos por los cuales alguien puede ser pedido en extradición, sin ser de las Farc, fueron cometidos antes o después de la firma de los acuerdos”.

Con respecto al mismo tema, indicó que si “hoy estuviera vivo (el narcotraficante) Pablo Escobar podría seguir delinquiendo y después recurrir, en unos años adelante, a la JEP”.

El Alto Comisionado también llamó la atención sobre las exigencias para acceder a los beneficios de la JEP.

“Es curioso, parece que el Congreso no se hubiese dado cuenta de que se les está exigiendo muchísimo más a los excombatientes de las Farc, para poder ser beneficiarios de la JEP, que a los terceros que pueden entrar sin tantos requisitos, solamente ofreciendo verdad, aún, cometiendo el delito de narcotráfico”, subrayó.

Cargar artículos relacionados
Cargar mas en Perfil Nacional

Puedes leer.

“Dividir al país entre amigos y enemigos de la paz, fue el peor error”: Duque

Ante los asistentes a la Asamblea de la Asociación Nacional de Instituciones Financieras (…