La Procuraduría General suspendió por tres meses de su cargo al capitán Eduardo Andrés Merchán Prieto, quien es investigado por el presunto abuso sexual de la teniente Kelly Johana Sierra, durante una fiesta que se llevó a cabo en las instalaciones de la Policía, en Valledupar.

La determinación del ministerio público se llevó a cabo en medio de la audiencia de juicio disciplinario que se desarrolló a puerta cerrada en la sede del Ministerio Público en Bogotá.

Según la procuradora delegada, la suspensión se decretó debido a que el uniformado “podía presionar o influir en sus subalternos frente a la investigación” que se surte desde hace dos meses.

A Merchán Prieto se le procesa luego de que la teniente Kelly Johana Sierra lo denunciara por abusar sexualmente de ella durante una fiesta de la institución.

Sierra asegura que aunque ella se tenía una incapacidad médica, fue presionada por Merchán para asistir a la celebración el pasado 24 de noviembre, donde habrían ocurrido los hechos que ella manifiesta denunció ante la Policía Nacional sin que hubiera ninguna respuesta.

Sierra informó que sus superiores la dejaron sola en este proceso. “Lo pusieron en duda, a pesar de que mi maltrato físico era evidente”. Luego de eso, fue a la Fiscalía de Valledupar y radicó la denuncia.

Cargar artículos relacionados
Cargar mas en 

Puedes leer.

Atención a los trabajos y suspensiones que adelantará Electricaribe

Como parte de los trabajos de mantenimiento preventivo, ingenieros y técnicos de Electrica…