Un sicario que había llegado a la ciudad de Cali proveniente de la capital del país con el fin de darle muerte a los miembros de una misma familia, se arrepintió de cometer el crimen porque los reconoció, y terminó confesándoles lo que iba a ocurrir.

El hecho fue revelado por la Policía, después de que la misma familia confesara lo sucedido este fin de semana.

Según los miembros de la familia, el sujeto que recibiría dos millones de pesos para dar muerte a tres personas, los reconoció porque un año antes ellos le ayudaron a conseguir un empleo que le permitió ayudar a su hijo y a su esposa que se encontraba embarazada.

La familia pidió protección a las autoridades, entre tanto el sicario se regresó a Bogotá donde ahora deberá permanecer oculto de quienes lo contrataron.

Cargar artículos relacionados
Cargar mas en Perfil Judicial

Puedes leer.

Familiares de mujer asesinada cuando iba en moto, marcharán para exigir justicia

Para este jueves 13 de junio, desde las 8 de la mañana, está prevista la realización de un…