Dos mujeres y un hombre de origen venezolano, tiene azotado el comercio de Valledupar, hurtando en diferentes negocios, especialmente los dedicados a la venta de celulares.

Para cometer sus ilícitos, se valen de dos niños, uno de los cuales es de brazo y el otro de unos cinco años, al que utilizan para distraer a los vendedores de los establecimientos.

La más reciente incursión de estos delincuentes ocurrió en el negocio de razón social Tigo Mix, ubicado en la calle 16 con carrera 8 del centro de Valledupar, cuando el trío, llegó y luego de distraer a la vendedora preguntando supuestamente por algún equipo, el hombre que conforma la banda, introdujo la mano y sustrajo un aparato celular que estaba siendo expuesto en una de las vitrinas.

Luego de esto, el sujeto le entrega el equipo a la mujer quien cargaba a uno de los niños, y de inmediato ella procede a guardárselo en sus senos.

Posteriormente el grupo sale del local comercial.

Indígena en el lugar

Llama la atención en el video que ha sido divulgado luego del hurto, que mientras el hombre delincuente sustrae el aparato celular, una mujer indígena se encuentra en el lugar, y parece distraída hablando por teléfono.

Las autoridades investigan si esta indígena hace parte también de la banda, o simplemente sintió temor de decir algo.

Según se ha conocido, la banda ya había sido capturada hurtando en un local comercial del centro Comercial Mayales en días pasados, pero fueron dejados libres.

 

Cargar artículos relacionados
Cargar mas en Perfil Judicial

Puedes leer.

Inseguridad se tomó a Valledupar, nuevo asesinato en la ciudad

Como Eider García, fue identificado el ciudadano que perdió la vida luego de recibir un di…