La Corporación Autónoma Regional del Cesar – Corpocesar, hizo  un llamado a los entes municipales y a los consejos de Gestión del Riesgo y Desastres, para que activen los planes de contigencia frente a la primera temporada de lluvias y alertas emitidas por el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales – IDEAM,  en la zona Caribe.

“Se hace necesario que los entes territoriales tomen las medidas necesarias en esta primera temporada de lluvia del año. Los alcaldes de los municipios del Cesar, deben estar en alistamiento y preparación para atender una emergencia y poder mitigar los riesgos derivados de probables crecientes súbitas, que se presenten. En cada uno de los municipios, se deben actualizar los planes de emergencias y contingencias y los sistemas de alerta temprana.  Los organismos de socorro y emergencia deben estar en alistamiento para dar una respuesta a la estrategia de emergencia” indicó, el Director de la Corporación Autónoma Regional del Cesar, Kaleb Villalobos Brochel.

La Corporación ha establecido zonas críticas en el departamento identificando y priorizando los escenarios de riesgo para lo que se ha considerado el tipo de eventos amenazantes incorporando una serie de variables que permite tener una lectura más integral de la aproximación a dichos escenarios.

Así mismo, el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales, en el boletín del mes de abril del presente año, ha emitido alerta amarilla ya que se prevén lluvias moderadas a fuertes sobre la cuenca del río Cesar que puede significar un aumento considerable de los niveles de los afluentes Ariguaní y Guatapurí.

Recomendaciones en época invernal

Los estragos causados por las lluvias en temporada invernal deben ser alertados por los gobiernos Municipales haciendo un llamado a la ciudadanía para que tome medidas preventivas y permanezca muy atento frente a la actual temporada de lluvias.

Algunas recomendaciones son:

  • No exponerse en zonas de riesgo de inundación y deslizamiento. Prestar especial atención a aquellas áreas ribereñas y zonas de ladera susceptibles a movimientos en masa.
  • Realizar limpieza y mantenimiento de las rejillas del alcantarillado, canales y bajantes, esto evitará taponamientos y obstrucciones. Además, estar muy atentos al incremento del cauce de las quebradas.
  • Es importante que se hagan constantes monitoreo, en las zonas de alto riesgo (laderas, fuentes hídricas, rondas hídricas), ya que en esta temporada se incrementan las posibilidades de ocurrencia de deslizamientos, crecientes súbitas y avenidas torrenciales.
  • Evitar la deforestación en cercanías a las fuentes hídricas, así como evitar construir viviendas en cercanía a los ríos.
  • También se ha sugerido, para verificar drenajes urbanos, canales de aguas lluvias y corrientes hídricas; retirar materiales y objetos que impidan el flujo normal.

 La limpieza de los canales, el reforzamiento de jarillones y el mantenimiento de redes de alcantarillado es importante para evitar tragedias.

 

Cargar artículos relacionados
Cargar mas en Sin categoría

También puedes leer...

El master chef que descubrió un tesoro en Valledupar

Cuando Oscar Celedón Oliveros decidió la carrera que iba a estudiar, produjo varias reacci…