El fuerte invierno que ha sacudido al departamento del Cesar, ha llevado a los diferentes municipios a enfrentar la situación con las uñas. De hecho, por esa razón fueron varios los municipios que decretaron la calamidad pública, con el fin de hacerle frente a las emergencias.

Sin embargo, pese a que dicha figura de calamidad pública tendría que facilitar la atención a los damnificados, hay poblaciones en las cuales las ayudas han brillado por su ausencia.

Es el caso de la vereda Animito, zona rural de Curumaní  donde el río y la acequia han causado estragos, y mantienen bloqueada a la población.

Estefani Cantillo, residente en una finca ubicada en la región, dijo que pese a los daños causados, hasta ahora no han llegado las ayudas por parte del gobierno.

“ La ola invernal nos ha dado demasiado duro, de hecho el rio que pasa por la finca, nos ha inundado tres veces, hemos perdido cultivos” dijo la residente en la vereda Animito.

Dio a conocer que el puente peatonal, tiene las tablas dañadas. “ A cinco metros de la casa queda la acequia” dijo.

Indicó que ellos han pedido al alcalde de Curumaní, que envié una maquinaria amarilla para dragar el rio, pero la respuesta es que la maquinaria amarilla está dañada.

Cargar artículos relacionados
Cargar mas en 

Puedes leer.

Kankuama IPSI celebra 17 años prestando servicios de salud y atención extramural a Pueblos Indígenas de la Sierra Nevada

Constituyéndose en parte fundamental del ciclo de vida del Pueblo Kankuamo, la Institución…