La Representante a la Cámara Katherine Juvinao es juiciosa y valiente; adelantó una investigación que le permite concluir a ella, que los recursos de Ocad paz, de los cuales fue beneficiado el departamento del Cesar, se los están robando. La investigación puede ser juiciosa, pero las conclusiones de la congresista parecen  apresuradas e injustas, por lo menos con una entidad muy querida para los cesarenses. Comfacesar está metida en el corazón de todos.

Afirmar, como lo hizo en estos micrófonos la congresista, que algunos de los proyectos de Comfacesar están cuestionados, no es justo tampoco. Si algo tiene esta entidad es prestigio, a toda prueba. No existe un solo proyecto de vivienda siniestrado ni en el Cesar, ni en los otros departamentos a donde ha sido escogida para operar proyectos de vivienda.

En las declaraciones de Juvinao, no deja de percibirse un tono de odio, de altivez, de sobrades. Y lo expresa con fuerza, sin que se le pregunte por él, contra su colega Ape Cuello al traer a colación el pronunciamiento misógino del congresista durante del debate, en momentos que se discutía algo serio. Fuera de lugar la dedicatoria de Cuello hacia Juvinao, le quitó altura a su intervención.

Pero esa animadversión de Juvinao, se traslada hacia Comfacesar, lo cual no cae bien en la opinión pública de este departamento. Ella misma reconoce el respeto y aprecio que sentimos los cesarenses por esta entidad, a la cual hoy todos arropan, porque a lo tuyo tú.  

Por Limedes Molina Urrego

@LimedesMolinaUr

Cargar artículos relacionados
Cargar mas en Opinión

Puedes leer.

Entre bomberos , ¿no se pisan las banderas?

No ha resultado en luna de miel, la relación de ninguno de los comandantes que ha tenido e…