Andrés Bello

Las quejas, denuncias e inconformidades de los usuarios en contra de las distintas empresas prestadoras de salud en la ciudad no cesan. Cuando se trata de solicitar cambios y traslados parece sobresalir de manera más notoria la negligencia de estas entidades, lo que genera una afectación emocional, psicológica y económica en quienes necesitan con urgencia trámites para mejorar su estado de salud.

Esta es la afectación que hoy sufre el señor Andrés Bello, un hombre de 42 años de edad, quien meses atrás sufrió un accidente mientras se encontraba en sus labores como albañil, lo que provocó lesiones en su columna, fracturándole tres discos, L2, L3 y L5. Por causa de este accidente, Andrés Bello no ha podido volver a laborar, lo que ha generado la ausencia de recursos económicos para su recuperación, por lo tanto viene solicitando ante su Eps ser trasladado del régimen contributivo al subsidiado.

Las lesiones provocadas en su columna, hicieron que el señor Andrés Bello tuviera que ser intervenido quirúrgicamente. “Por la parte del abdomen me metieron un cilindro para la pieza del L5, la Eps se ha demorado para trasladarme del régimen contributivo a régimen subsidiado y cuando me dan la cita me piden plata”, señaló este hombre, quien dice no contar con los recursos necesarios para cancelar los copagos que le exige la entidad de salud. “Yo no tengo ni un peso porque no estoy trabajando, ahora más bien quedé incapacitado porque ya no puedo ejercer la labor que yo ejercía”, acotó el hombre.

Este habitante del barrio Divino Niño de Valledupar, señala que desde antes de la pandemia, comenzó la solicitud ante su Eps para lograr el trasladado que necesita. “No me han querido hacer el traslado al régimen subsidiado, les agradezco que me hagan ese favor porque no tengo de donde”, asegura el ciudadano, quien personalmente se ha dirigido al área administrativa de su Eps. “Me mandan a la clínica y no me han hecho el traslado, me tiene una pelotica de aquí pa allá y de allá pa acá”, explicó, refiriéndose al vaivén en el que lo tiene la entidad prestadora de salud.

A los problemas que presenta en su columna este hombre quien tiene dos hijos, se suma una lesión que sufrió en uno de sus tobillos el mismo día que se fracturó la columna. “No ha sido posible que el ortopedista me vea el tobillo que también me lesioné, porque cuando voy a facturar me piden plata”, dice este hombre, quien cada vez que debe acudir a una cita recibe la ayuda de una hermana que le suministra el dinero para el transporte, dinero que muchas veces debe prestar.

Cargar artículos relacionados
Cargar mas en Perfil Salud

Puedes leer.

Red hospitalaria de Valledupar dispuso de plan de contingencia por motivos del festival

Desde este miércoles 13 de octubre se activó el plan de contingencia en el sector salud pa…