La Secretaría de Salud Departamental del Cesar, declaró la Alerta Amarilla y solicitó a los alcaldes de los 25 municipios que activen en sus localidades, los respectivos planes de contingencia para frenar estos fenómenos que cada fin de año se vuelven recurrentes.

Se busca que se conmine a las distintas instituciones prestadoras de salud, y empresas administradoras de planes de beneficios para que estén preparados para afrontar la temporada  y se ejerza la vigilancia y tratamiento a las personas que llegaren a sufrir  lesiones por pólvora.

Con el fin de ejercer estos controles  se pretende que de manera articulada trabajen la Policía y los Cuerpos de Bomberos de cada localidad. Y para que se ejerza la prohibición absoluta de la venta de artículos pirotécnicos a menores de edad y personas en estado de embriaguez. 

Los hospitales por su parte, deberán brindar atención integral a los lesionados por la manipulación y uso inadecuado de la pólvora e intoxicaciones por fósforo blanco. Los padres deberán evitar que los niños pongan en riesgo sus vidas con este tipo de artefactos explosivos; en el mismo sentido, hizo un llamado al comercio formal e informal, en especial a los tenderos, para que se abstengan de comercializar productos pirotécnicos.

Cargar artículos relacionados
Cargar mas en Perfil Departamental

Puedes leer.

Crean comité para intentar separar a varios municipios del Cesar

El inconformismo de muchos habitantes del sur del Cesar con respecto a la forma como se go…