En la cabecera municipal de Pueblo Bello, Cesar, se presentó un cruce de palabras entre el alcalde de esa localidad, Danilo Duque Barón y los encargados del puesto de control de Nabusimake, en el momento en el que el mandatario municipal pretendía ingresar a tierras Arhuacas en compañía de terceros sin solicitar permiso a esta comunidad.

“No hay claridad frente a la motivación que tenía el alcalde”, dijo Duiningumo Robles, Presidente del Concejo de Pueblo Bello al explicar que lo que realmente le genera molestias al pueblo Arhuaco es que el alcalde no manifestará los motivos por el cual insistía en ingresar a las tierras de la comunidad aludiendo a sus derechos como ciudadano y mandatario.

De acuerdo con el presidente del Concejo, uno de los inconvenientes que han presentado con la administración municipal es que no ha existido suficiente relación que les permita socializar los derechos generales de la etnia Arhuaca. “La administración desconoce la autoridad que tiene el pueblo Arhuaco”, aseveró.

Las personas que deseen ingresar al territorio de Nabusimake deben cumplir las medidas de la comunidad Arhuaca, quien hace más de cinco años estableció un puesto de control en la cabecera municipal, exactamente en el alto de Las Delicias y a raíz de la pandemia han tomado medidas más estrictas.

Ante esta situación el alcalde de Pueblo Bello deberá reunirse con representantes de la comunidad Arhuaca para esclarecer el reciente hecho y otros acontecimientos que se han venido presentando.

En el municipio de Pueblo Bello que se encuentra sobre la Sierra Nevada de Santa Marta, el 64 por ciento de su población son de la etnia indígena.

Cargar artículos relacionados
Cargar mas en Perfil Departamental

Puedes leer.

Intentan robar líneas de energía

Los últimos días, delincuentes han hecho de las suyas con Afinia. La noche del pasado domi…