El asesinato de Ariel David Sepúlveda Barrios, de 40 años, en Minas de Iracal, en Pueblo Bello, es el caso que revela y demuestra que en la Sierra Nevada hay presencia de un grupo armado que está generando terror y temor en las poblaciones ubicadas en este sistema montañoso, aunque las autoridades militares no lo hablen abiertamente. 

“Al sitio llegaron dos hombres con armas cortas y asesinaron a la persona”, fue lo único que dijo el comandante de la Décima Brigada del Ejército, general Néstor Caro, sobre la muerte del desmovilizado Ariel Sepúlveda, y manifestó que no tienen información que en la Sierra Nevada haya un grupo armado. Mientras tanto, el secretario de Gobierno del Cesar, Eduardo Esquivel, comentó que además de estos dos asesinos un grupo de cerca de 20 hombres los acompañaban cerca del lugar donde ocurrió el crimen.   

Además de este hecho, el homicidio registrado el 8 de diciembre de 2021 en la vereda La Honda, de Pueblo Bello, por parte varios hombres vestidos con prendas militares ya había generado alerta y llamó la atención de organizaciones defensoras de los derechos humanos. 

“Se han visto hombres armados en la vía a Sabana Crespo, pero eso se mantenía en silencio. La verdad es que da miedo y ponerse uno a hablar directamente y decir muchas cosas es ponerse una lápida”, comentó un habitante de Valledupar, quien tiene una finca en esa zona de la Sierra, pero por motivos de seguridad prefirió que no se revele su identidad. 

El expresidente de la Mesa Departamental de Víctimas, José Peralta, comentó que él y otros líderes sociales habían denunciado el fortalecimiento de los grupos armados en el territorio. “Esto es una crónica de una muerte anunciada, ya lo habíamos dicho, en el último comité de justicia transicional que se dio en Pueblo Bello se dio concepto negativo en materia de seguridad. En el penúltimo comité también di concepto de seguridad negativo, porque sabíamos lo que se está moviendo”, expresó Peralta. 

Agregó que están preocupados con lo que está sucediendo en La Mesa, en La Honda, en Minas de Iracal y lo que posiblemente puede suceder en Nuevo Colón. “El llamado es a las autoridades civiles y militares, que no volvamos a ese tiempo de miedo, horror y de angustia. Nosotros solamente estamos pidiendo que nos dejen trabajar con libertad en el sector rural, que nos dejen producir la tierra”, señaló el líder de víctimas del conflicto armado.

Varios nombres de grupos armados se han manejado, tales como Pachencas, Clan del Golfo y Autodefensas Gaitanistas, pero se ha ventilado que podría ser una sola organización y está claro que dominan una buena parte de la Sierra Nevada.

Cargar artículos relacionados
Cargar mas en Perfil Judicial

Puedes leer.

Gobierno Nacional confirma la muerte de ” Gentil Duarte” el primer disidente de las FARC

El miércoles 4 de mayo está establecido como el día en que Miguel Botanche Santillana, ali…