Luego que el hospital Jorge Isaac Rincón se negara a atender a su hija de 4 años porque la EPS Barrios Unidos tiene con ellos una deuda que no ha cancelado, la señora Ana Elvira Romero del municipio de La Jagua de Ibirico, decidió llevarla a un médico particular. La menor ha presentado una protuberancia en la parte trasera de su pierna derecha, por lo que fue sometida a una bioxia.

El examen que también ella canceló por sus propios recursos, arrojó como resultado, un quiste de backer, el cual debe ser retirado mediante una cirugía.

Fue entonces cuando la madre de la menor acudió a su ESP a fin de que autorizara el traslado de su hija a una clínica en Valledupar para poder llevarle a cabo la cirugía, lo cual le fue negado por Barrios Unidos.

Así las cosas, Ana Elvira Romero decidió acudir a la Súper Intendencia de Salud, con el fin de poner la querella. La entidad inmediatamente respondió ordenándole a la EPS prestarle el servicio que la menor requiere.

Feliz con la diligencia y la efectividad de la intervención de la Súper Salud, la señora Romero esperó el resultado de esta orden, pero lo que recibió fue una llamada por parte de una funcionaria de Barrios Unidos, la cual le dijo que lo mejor que podía hacer era cambiarse de EPS en La Jagua de Ibirico, porque así se evitaba estar dependiendo de un correo electrónico para autorizar la cita médica.

Otra irregularidad que dio a conocer la señora Romero es que cuando llevó a su hija a la EPS en Becerril, pero allá le dijeron que no podía ser atendida en ese municipio, sino en el lugar donde reside.

Romero señaló que no sabe a quién acudir debido a que, aunque su hija no ha entrado en crisis, si teme que lo haga sin ser atendida por el servicio médico que requiere.

Cargar artículos relacionados
Cargar mas en Perfil Salud

Puedes leer.

( AUDIO ) Al Eduardo Arredondo le vienen aplicando ” la ruletica”

Luego de las quejas de las que viene siendo objeto el hospital Eduardo Arredondo Daza, por…