En varios barrios de la capital del Cesar se ha registrado una nueva modalidad de hurto que se conoció en las últimas horas y en el que los comerciantes son las víctimas y objetivo de los delincuentes.

El modus operandi es el siguiente: a los comerciantes les solicitan una considerable cantidad de productos, les pagan, ya sea en el negocio o en algún lugar establecido por el supuesto cliente, y luego que las víctimas tienen el dinero de la compra son asaltados por otras personas.  

Uno de los afectados fue el comerciante de queso al por mayor, Pablo Navarro, quien decidió comentar lo que está sucediendo y explicar cómo operó el grupo de asaltantes, en el que una mujer, al parecer, tiene un rol crucial para ejecutar los hurtos.

Su caso ocurrió en el barrio Primero de Mayo. Navarro llegó a las afueras de un restaurante con un queso que le pidió la supuesta dueña del negocio, la mujer le pagó $333.000, el comerciante se subió a su moto y a poca distancia lo interceptaron unos hombres, quienes lo despojaron del dinero que portaba.

La víctima se acercó posteriormente al restaurante y se enteró por medio de la verdadera propietaria del negocio que a quien le vendió el queso no era la dueña, sino una clienta del negocio.       

Lo ocurrido le pareció muy sospechoso. Luego de contar su caso a varias personas se percató que le había pasado lo mismo a otros comerciantes, por lo que decidió indagar los hechos y determinar qué había detrás, especialmente sobre la mujer.

“Haciendo investigaciones por mi cuenta, decidí buscar y logré averiguar su nombre. Busqué a comerciantes, los visité y a todos le hicieron lo mismo”, contó Pablo Navarro. Puso como ejemplo que a una amiga, y propietaria de un estanco, también fue blanco de los delincuentes en el barrio Primero de Mayo.

“Estuve averiguando con amigos en los barrios Nuevo Milenio y Mareigua y a más de seis o siete personas les han hecho lo mismo”, agregó Navarro, quien destacó que está identificada la mujer que al parecer participa en estos hechos.

¿Las víctimas ya denunciaron? Al respecto, el comerciante dijo que él no lo ha hecho, quiso buscar apoyo en los otros comerciantes afectados, “pero algunos por temor dicen que no, van a buscar otras maneras, pero yo quise comentarlo por la radio para que otras personas no caigan en lo mismo y Dios permita que se acabe con esta banda”.

La mujer que presuntamente participa en estos hechos delincuenciales es de contextura gruesa, mide 1.65 metros de estatura, aproximadamente, usa unas extensiones de trenzas y tiene un tatuaje en la mano derecha.

Cargar artículos relacionados
Cargar mas en Perfil Judicial

Puedes leer.

Con arma de fuego, hombre mata a una niña en brazos de su madre

En medio de una acalorada discusión con su pareja, un hombre  un hombre dio muerte&nb…