La tensión en América es total, luego de que se confirmara en los Estados Unidos el primer caso de ébola contraído dentro de ese país. El caso lo presenta una enfermera del hospital presbitariano de Texas, quien fue la encarga de de atender al primer paciente diagnosticado con la enfermedad en ese país.

El caso es preocupante “porque claramente hubo un fallo en el protocolo”, comentó el director de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés), Thomas Frieden, quien también aseguró en una rueda de prensa que cree “firmemente” que el país logrará frenar los contagios.

Por su parte, Mike Rawlings, el alcalde de Dallas, se dirigió a los temores que detonó la confirmación del segundo caso en el país y en Texas, y afirmó: “Hemos estado trabajando durante toda la mañana para asegurarnos de que los ciudadanos de Dallas estén a salvo”.

Entre las medidas de protección que se tomarán en Dallas se encuentra la “descontaminación de cualquiera de las áreas abiertas de un complejo de apartamentos”.

El funcionario explicó que ya hablaron con los vecinos de esta nueva víctima, además de que el animal doméstico de la enfermera se encontraba aislada.

En tanto, Cliff Lawson, un vecino, dijo a Reuters que dos agentes de la policía de Dallas lo despertaron a las seis de la mañana, y luego le dijeron que no se preocupara. “Volví a la cama después de eso. No hay nada que puedas hacer al respecto. No puedes envolver tu casa en una burbuja de plástico”, dijo Lawson.

Cargar artículos relacionados
Cargar mas en 

Puedes leer.

Movimiento Nacional Carcelario alerta sobre intereses corruptos del INPEC y la USPEC en el proyecto de reforma carcelaria

A través de un extenso comunicado, el Movimiento Nacional Carcelario, ( MNC )denunció la i…