En las aguas del río Cesar fue dejada libre, una babilla (Caiman crocodilus fuscus) de 1.65 metros, que fue apresada cuando merodeaba por las calles del barrio La Inmaculada del municipio de Chimichagua.

  El Director de  Corpocesar, John Valle Cuello, manifestó que en varios municipios, durante esta cuarentena, muchas especies silvestres están deambulando por las calles, por lo que llamó la atención de los cesarenses y los instó a poner este hecho en conocimiento de las autoridades para proceder a  rescatarlos y liberarlos en su hábitat natural.

“Seguimos trabajando de forma articulada con las distintas autoridades en el tema de decomiso y rescate de animales silvestres, por eso queremos decirles a quienes tienen fauna silvestre como mascota, que estas especies no son para tenerlas encerradas en jaulas sino que deben estar libres, la naturaleza los necesita porque son importantes para el equilibrio ecológico”” dijo el funcionario.

Añadió Valle Cuello que se está invitando a los cesarenses a hacer entregas voluntarias, comunicándose con la Corporación, donde los funcionario están dispuestos a llegar hasta donde sean llamados, para recibir las especies y proceder a entregarlas al Centro de Atención y Valoración de Fauna y Flora Silvestre,.

    La babilla es una especie nativa de los ecosistemas hídricos en los cuales cumple un papel fundamental en la preservación del equilibrio ecológico en estos ecosistemas, es así como  el tráfico ilegal  de estas especies pone en riesgo su existencia,  por tal motivo, su caza  y comercialización representa un gran detrimento ambiental, por lo que esta actividad ha sido considerada  por el Código Penal en su artículo 328 como delito de aprovechamiento de recursos naturales con penas que van desde multas hasta prisión.

Cargar artículos relacionados
Cargar mas en Perfil Ambiental

Puedes leer.

Gobierno Monsalvo implementa proyecto para destapar ciénaga de Zapatosa

Cerca de 40 mil hectáreas, un poco más del 35 por ciento de la Ciénaga de Zapatosa, está i…