Confiados se muestran muchos vallenatos a la hora de consumir alimentos en diferentes negocios públicos de Valledupar. A pesar de que muchos son exigentes a la hora de comer en sus casas, cuando salen a las calles pareciera que esa exigencia se viniera al suelo.

Así se evidencia en diferentes lugares de la ciudad, donde quienes manipulan los alimentos especialmente las llamadas comidas rápidas, no usan los elementos de protección como tapa bocas y guantes y sin embargo sus clientes no dicen nada.

A pesar de que existen muchos confiados, otros se han dado a la tarea de poner en conocimiento de las autoridades de salud, la existencia de negocios donde al parecer no se cumplen con las normas higiénicas.

Ante estas denuncias, el Secretario de Salud Municipal Jhon Gil, se dio a la tarea de intensificar las brigadas que se extienden por toda la ciudad, con el fin de adelantar las respectivas inspecciones.

Estas jornadas dieron con el hallazgo de muchos negocios el pasado jueves, los cuales no cumplen con las normas sanitarias, por lo que fueron sellados y sometidos a procesos de mejoramiento.

Las visitas se extendieron a los lugares de venta de comidas rápidas en el Colegio José Eugenio Martínez, donde se hizo también la inspección. Allí fueron varias las recomendaciones que hicieron los profesionales de salud.

” Le hacemos un llamado a todas estas personas que realizan este tipo de actividades, que utilicen los elementos para realizar esta actividad económica en la cual manipulan alimentos” dijo Jhon Gil, al tiempo que invitó a los dueños de los negocios a prepararse mejor en la manipulación de alimentos. “Le hacemos una invitación para que participen de las jornadas de manipulación de alimentos y lo hace de manera gratuita” acotó el funcionario.

Recordó el Secretario de Salud Municipal que no se requiere de intermediarios para acceder al certificado de manipulación de alimentos, ya que es gratis y se obtiene sin mucho trámite, solamente cumpliendo con la preparación respectiva.

jhon gil

Control al alto volumen

Además de las inspección a la venta de alimentos, la Secretaría de Salud viene adelantando la inspección a los aparatos de sonido que se usan en los negocios. Esta inspección la realiza un ingeniero de sonido quien usa un aparato denominado Sonómetro el cual determina cuales son los decibeles usan los negocios.

Por último el Secretario de Salud John Gil, hizo un llamado a los vallenatos para que verifiquen la fecha de vencimiento de los alimentos antes de consumirlos y comer en sitios donde se usen elementos de aseo y brinden un servicio saludable. “No vamos a comer en cualquier parte, es nuestra salud la que está en juego” dijo Gil.

 

Cargar artículos relacionados
Cargar mas en 

Puedes leer.

Concejales parranderos de Chimichagua en la mira de la Procuraduría

En el ojo del huracán quedó el grupo de concejales de Chimichagua que celebró el cumpleaño…