¿Será que al gobernador se le fue la mano con tanta plata invertida en este pueblo?, se preguntó uno de los periodistas que acompañaron al mandatario seccional al recorrido que hizo este fin de semana por algunas de las obras que el gobierno de Luis Alberto Monsalvo adelanta en el Cesar.

La expresión no es despectiva, simplemente que no es común que un gobierno se empeñe en convertir a un corregimiento del que casi nadie ha escuchado hablar, en una tasita de plata.

Se trata de Las Palmitas, ubicada a unos diez minutos de la cabecera municipal de La Jagua de Ibirico, población olvidada durante muchos años tanto por los gobernadores como por los mismos alcaldes del municipio, que teniendo la plata suficiente, poco o nada hicieron por esa población.

Y es que al llegar a Las Palmitas, la primera sorpresa que recibe el viajero es el estado en el que se encuentra el cementerio del pueblo. “ Aquí hasta provoca morirse” dice otro periodista al observar el buen estado en el que se encuentra el campo santo, remodelado recientemente por la administración departamental.

Pero más allá de esto, están muchas casas recién construidas y entregadas a sus nuevos dueños de manera gratuita. Estas se distinguen de las otras muy humildes que aún hay en el pueblo y que están a la espera de beneficiase también.

Un buen experimento

Las Palmitas junto a poblaciones como La Sierra en Chiriguaná y Potrerillo en El Paso, hacen parte de los pueblos incluidos en el programa ZOLIP, que adelanta la Agencia Nacional para la Superación de la Pobreza Extrema ANSPE, gracias a la solicitud hiciera el gobernador Monsalvo en que estas fueran incluidas.

En la estrategia son involucrados el Estado y las empresas privadas, en búsqueda de mejorar la calidad de vida de las poblaciones que tiene un alto índice de necesidades básicas no satisfechas.

Hasta  ahora, se ha hecho una  inversión aproximada de 45 mil millones de pesos,  de los cuales los municipios han aportado $28 mil millones y la Gobernación más de $16 mil millones.

Es de anotar que la  estrategia Zona Libre de Pobreza Extrema  ZOLIP va dirigida a la superación de la miseria  en  franjas geográficamente delimitadas a partir del cumplimiento de 45  logros que miden el Índice de Desarrollo Humano, IDH que   las familias seleccionadas en los corregimientos   deben cumplir con el acompañamiento del  Estado. Sin embargo, en el caso de estas poblaciones, el Gobernador Monsalvo decidió adicionar obras de infraestructura y de saneamiento básico que complementarán el avance de la población en la superación de este estado.

Las obras

Dentro las  obras que  han sido   gestionadas por el Gobierno Departamental para el corregimiento La Sierra está la construcción del acueducto y el centro de salud,  así como la entrega de 41 viviendas nuevas; en La Palmita construyó 280 casas, el sistema de acueducto y  está trabajando en la ampliación y  reposición del sistema de acueducto; en Potrerillo se ocupó de la edificación  de 90 viviendas,  pavimentación en asfalto de la vía que comunica a este corregimiento con La Loma, construcción del centro de salud,  sistema de alcantarillado y tratamiento de aguas residuales.

Igualmente el Departamento junto a los municipios involucrados, viene  apoyando a estas poblaciones en el cumplimiento de logros como la desvinculación de menores a actividades laborales, familias vinculadas al sistema de seguridad social, control prenatal de madres gestantes, viviendas con abastecimiento de agua potable, detección temprana  de menores de 10 años con  alteración de crecimiento y desarrollo, adolescentes y adultos capacitados en programas de planificación familiar, tamizaje de cáncer de cuello uterino entre otros.

Cargar artículos relacionados
Cargar mas en 

Puedes leer.

Concejales parranderos de Chimichagua en la mira de la Procuraduría

En el ojo del huracán quedó el grupo de concejales de Chimichagua que celebró el cumpleaño…