En la urbanización Villa Taxi sus habitantes no paran de sufrir por las invasiones. El viernes pasado amanecieron con que alrededor de 200 personas habían armado ranchos a orillas de la acequia Las Merecedes, pero a pesar de ser desalojados, una gran parte de estos hombres y mujeres invadieron una cancha de fútbol que está al lado del colegio Peniel.

Esto ocurrió entre el domingo y este lunes 28 de febrero. “Ya nos quitaron la cancha del colegio. Los niños la usaban para jugar, pero ya los invasores se apoderaron de ese espacio. La gente tiene temor. La primera vez que invadieron la cancha fue en enero del año pasado. Un pedazo faltaba por ser invadida”, comentó una residente de ese sector, quien prefirió mantener en reserva su identidad.

Las invasiones son el pan de cada y esto atormenta a los residentes de la zona. La experiencia que han tenido los lleva a pensar que la percepción de inseguridad aumenta. “Las administraciones pasadas no han hecho nada. Nosotros fuimos, nos quejamos, pusimos la queja y nada”, manifestó Claudia Lúquez, residente en la zona.

Explicó que el servicio de energía ha sido intermitente, porque en las invasiones se conectan al cableado y muchas veces se han dañado electrodomésticos por la sobrecarga en los transformadores.

“Esto hay que ponerle mano dura. Todos los de la urbanización llamamos y nada, las autoridades no han hecho presencia”, expresó la ciudadana.

Cargar artículos relacionados
Cargar mas en Perfil Comunidad

Puedes leer.

Surge nueva invasión en Valledupar. En Tobías Daza piden desalojo.

¡Como por arte de magia!, así aparecen las invasiones en la ciudad de Valledupar en último…