El Gobernador Luis Alberto Monsalvo anunció en San Alberto que está adquiriendo nuevas motocicletas y cuatrimotos y otras herramientas para incrementar la movilidad y la efectividad de la Policía en la misión de combatir el delito en los municipios del Cesar.

Hasta ahora, Monsalvo Gnecco, en asocio con el Ministerio del Interior, había entregado 150 motocicletas y 13 CAI móviles con una inversión aproximada de $4.000 millones. Ahora está por entregar un camion diesel de cuatro toneladas, un microbus y 18 camionetas todoterreno 4 x 4 para dotar al CTI, la Policía, la Décima Brigada y la Quinta Brigada, dos de las cuales serán habilitadas como unidades antiexplosivos.

Esta nueva dotación incluye otras 5 motocicletas con cilindraje de 250 centímetros cúbicos para el CTI, destinadas a hacer trabajo de inteligencia; otras 24 motos de 250 centímetros cúbicos para la Policía y 40 cuatrimotos que serán entregadas al Ejército para misiones en zonas rurales.

En estos nuevos equipos la administración departamental está haciendo una inversión total de $4.377 millones.

El Gobernador se refirió también a las 1.500 cámaras de vigilancia  y las salas de control que quedarán instaladas este año en varios municipios para generar mayor eficacia en el control del delito, dado que sirven para la prevención de éste, facilitan la persecución de los delincuentes y hacen posible su judicialización. Este proyecto cuesta $7.000 millones; Monsalvo Gnecco declaró que el proceso ha sufrido tropiezos que ya fueron superados y pronto empezará la ejecución de esta inversión que repercutirá en mayores índices de seguridad.

La información fue suministrada por el Mandatario ante la comunidad de San Alberto y ante el Ministro Juan Fernando Cristo, a quien le pidió asignar más policías para el Cesar, pues se sabe que están por llegar 100 agentes, pero considera que no son suficientes para todos los requerimientos que tiene este departamento en materia de seguridad.

Igualmente solicitó que el Ministerio del Interior invierta en la construcción de nuevas estaciones de policía y recuperación de las que se encuentran deterioradas, pues se requieren mejores condiciones para que esta institución pueda realizar mejor su trabajo contra el crimen.

Monsalvo Gnecco, Cristo y la alcaldesa Nury Cataño, pusieron en servicio la sala de control y 16 cámaras de fibra óptica para mejorar la vigilancia en sitios estratégicos de San Alberto, donde hay mayor movimiento comercial o en los que registran mayores índices delictivos.

Casi $900 millones costó instalar estos equipos que se convierten en herramientas muy efectivas que no solo detectar e identificar a los delincuentes, sino también hacerles seguimiento, perseguirlos y capturarlos.

Cargar artículos relacionados
Cargar mas en 

Puedes leer.

Movimiento Nacional Carcelario alerta sobre intereses corruptos del INPEC y la USPEC en el proyecto de reforma carcelaria

A través de un extenso comunicado, el Movimiento Nacional Carcelario, ( MNC )denunció la i…