El gobernador del departamento, Luis Alberto Monsalvo Gnecco, desmiente versiones entregadas por Fabian Hernandez, quien denunció públicamente anomalías en la reconstrucción del estadio Armando Maestre Pavajeau, en este medio de comunicación.

Las versiones entregadas por Hernández, quien asegura que fue supervisor de la obra por tres meses y fue retirado por dar a conocer las anomalías en dicha construcción, fueron refutadas por Monsalvo Gnecco, quien asegura que él no era supervisor de la obra y no hay inconsistencias en el adelanto de la misma.

“Es un estadio que se construye con unos cimientos bien importantes, están certificados por la firma interventora y constructora” aseguró el gobernador del departamento, quien a su vez ratificó que Hernández, si trabajaba en la construcción del estadio, pero fue despedido y disgustado porque lo sacaron del trabajo dio estas declaraciones.

El primer mandatario del departamento aseguró que la reconstrucción del estadio cumple con los estándares de calidad en la construcción, ya que las bases de la obra se están construyendo con capacidad del doble del tamaño que se prevé, indicando que la Gobernación se vio obligada a menguar la inversión inicial que era de 200 mil millones de pesos y se construirán menos pisos de altura en cuanto a las gradas, para así fortalecer las bases del estadio que actualmente está en construcción.

“Tenemos que tener la tranquilidad de que esta es una obra que la estamos construyendo con todos los estándares” puntualizó Monsalvo Gnecco.

El Gobernador señaló sin embargo que el tema que está siendo revisado por la secretaria de obras para la verificación correspondiente y que hacia futuro se prevé la construcción del doble de las graderías por la capacidad que tendrá la construcción.

Cargar artículos relacionados
Cargar mas en 

Puedes leer.

Movimiento Nacional Carcelario alerta sobre intereses corruptos del INPEC y la USPEC en el proyecto de reforma carcelaria

A través de un extenso comunicado, el Movimiento Nacional Carcelario, ( MNC )denunció la i…