La delincuencia no para a pesar de las estrategias y consejos de seguridad que adelantan las administraciones municipales en el Cesar. En un acto de desafío los ladrones siguen acechando, en esta oportunidad la comunidad afectada fue en jurisdicción de La Jagua de Ibirico de donde se llevaron 9 paneles solares que recientemente habían instalado.

La acción dejó sin energía a varias familias de las veredas de Sabanas de Ibirico y Salsipuedes en donde fueron robados los elementos por parte de delincuentes que violentaron el encerramiento.

Este sistema de energía solar se instaló con el fin de facilitar la vida a las comunidades campesinas, pero no los dejaron disfrutar pues apenas había sido inaugurado el 1 de marzo pasado por parte de la administración municipal.

Aparte de los paneles solares también hurtaron un tablero electrónico y una bomba sumergible que fue instalada para surtir de agua a 42 familias de la vereda Sabana de Ibirico.

Los campesinos pusieron al tanto a las autoridades competentes con el fin de hagan el esfuerzo por recuperar estos elementos que son de vital importancia en el desarrollo de estas comunidades y que ojalá metan en cintura a estos delincuentes que los mantienen en zozobra dijeron los denunciantes.

Por William Rosado Rincones.

Cargar artículos relacionados
Cargar mas en Perfil Judicial

Puedes leer.

Defensor del Pueblo hizo balance de protesta en la Penitenciaría

Días anteriores reclusos de la Tramacúa emitieron un comunicado a las autoridades del depa…