Lo que comenzó como un simple rumor se ha venido evidenciando con testimonios reales sobre el posible rapto de menores en zonas vulnerables y en corregimientos de Valledupar. Esta vez es el propio inspector de policía del corregimiento de Río Seco, Álvaro Vallejo quien está convocando junto al cabildo Gobernador de la zona Kankuama a una reunión urgente con las fuerzas policiales de Badillo y Patillal para ahondar acerca de este tema.

La convocatoria obedece a que una menor de dos años estuvo a punto de ser raptada de una tienda de esa población cuando una mujer desconocida llegó al lugar con la supuesta intención de comprar y en un descuido de la madre trató de levantar la niña por encima del mostrador, afortunadamente volteó en ese momento, viendo la escena lo que generó un grito que la hizo huir del lugar.

En ese sentido, el pueblo reaccionó, pero la desconocida logró huir. Informado el inspector de este caso, se puso en contacto con las autoridades kankuamas, etnia a la que pertenece la madre de la infante y se gestó la convocatoria para tomar medidas ya que se conocieron hechos similares en La Mina y Badillo, este último caso ventilado también en este noticiero por el líder. Álvaro Pepo López de Badillo.

Álvaro Vallejo hizo un llamado a los padres de familia de esa comunidad, para que tengan mayor cuidado con sus hijos, no dejarlos solos ni un momento y dar aviso a las autoridades ante la sospecha de personas extrañas en esa región que hoy por la migración y por su condición de zona turística, llegan muchas personas a sus alrededores

Por Willian Rosado Rincones

Cargar artículos relacionados
Cargar mas en Perfil Departamental

Puedes leer.

Intentan robar líneas de energía

Los últimos días, delincuentes han hecho de las suyas con Afinia. La noche del pasado domi…