Una joven de 18 años de edad, es atendida en la Clínica Cesar de Valledupar, luego de ser abusada sexualmente por varios jóvenes en hechos sucedidos hacia las 3 de la mañana del pasado 8 de diciembre.

De acuerdo con informaciones conocidas por La Tribuna del Cesar, la joven salió de una fiesta con destino a su casa, pero cuando iba en camino se acordó de que había dejado su celular, por lo que decidió devolverse. Al llegar de nuevo a la fiesta, dos jóvenes que al igual que ella pertenecen a la etnia kankuama, se ofrecieron para acompañarla, lo cual aceptó. Sin embargo, en el camino, los jóvenes la obligaron a ingresar a un paraje solitario, donde la abusaron sexualmente, para luego dejarla tirada en medio de la nada.

La denuncia fue interpuesta ante la Fiscalía 31 seccional en Valledupar, con la identidad de los jóvenes abusadores, ya que fueron plenamente identificados por la víctima. Incluso trascendió, que uno de ellos es nieto de un miembro de la autoridad kankuama.

Habitantes de Atanquez, que pertenecen a la etnia kankuama, se mostraron indignado por el hecho, pero, además, de que no haya habido reacción inmediata por parte de los semaneros, que son la guardia tradicional del resguardo. “Dónde estaban los 300 semaneros que hay en Atanquez, dónde estaba Jaime Arias, cabildo gobernador” dijo un residente en la población.

Cargar artículos relacionados
Cargar mas en Perfil Departamental

Puedes leer.

Gobierno de Monsalvo puso primera piedra de proyecto de vivienda en San Diego

El gobierno del Cesar empezó a materializar el sueño de tener casa propia para 29 familias…