Puede tratarse de un mito, un fake news, o simplemente chismes de la gente, pero la idea descabellada de que China se inventó este Covid-19 para atacar y debilitar a Estados Unidos, no es un mito para muchos, especialmente para los creativos de Hollywood, donde  seguro ya están tomando notas y llenándose de insumos,  para la próxima película que ganará muchos premios Oscar, una vez termine esta pandemia.

Vamos a darle por unos minutos  credibilidad al mito. China creó la enfermedad, superó la enfermedad, y ahora venderá la vacuna cuando la tenga lista. ¿Sería tan suicida el gobierno chino como  para inventarse semejante desfachatez?. !No lo dude¡, no debería sorprendernos que en un mundo donde el amor se ha enfriado, donde abundan los hombres amadores de si mismos, y donde el dios de este sigo es el poder y el dinero, la perversidad llegue a tal punto. Así que no descartemos esa terrible opción.

El Coronavirus dejó en China, 3.136 muertes, con más de 80 mil contagiados. Toda muerte duele, pero si lo ponemos en frías cifras, solo esa cantidad de muertos en un país de 1.395 millones de habitantes, la cantidad de defunciones resulta irrisoria.

Ahora bien, ¿cómo hizo China para superar la crisis?. Actuando rápido, aislando las ciudades,  declarando cuarentena, etc, etc. Pero, ¿sabe qué hizo por encima de todo?; apelar a la disciplina de la gente. Esa es una cualidad que caracteriza a los orientales, y que los ha llevado a convertirse en la fábrica del mundo, en la primera potencia económica por Producto Interno Bruto ( PIB).

Sigamos pensando de manera perversa, convencidos de que  China se inventó el Covid-19 para debilitar a Estados Unidos. ¿Sabe por qué tendría sentido?; China podría tener claro que su disciplina, que la obediencia de su pueblo, los llevaría a acatar las medidas de su gobierno, la orden de no salir de casa, de confinarse.  Disciplina que no tienen los españoles y los italianos, quienes se  burlaron de la enfermedad y hoy entierran en sepelios solitarios, a sus ciudadanos.

Disciplina que no tiene Estados Unidos, donde el gobierno reaccionó cuando ya el virus pasaba de mano en mano y de boca en boca.

Disciplina que mucho menos tenemos en Colombia, donde el gobierno duda para tomar decisiones, donde los más ricos solo piensan en que se les va a venir abajo su negocio, donde los memes tomando del pelo pululan, donde los rumberos no quieren parar, donde los viajeros  cojen de chercha las órdenes de estar en cuarentena. Aquí la indisciplina y la falta de sujeción a las instituciones – en las que poco se cree con justa causa – nos puede llevar  a una masacre. Aquí donde las autoridades de salud son lo más mediocre que hay, y donde los empresarios del sector salud primero piensan en sus bolsillos, el Coronavirus puede borrarnos del mapa. Menos mal que este pueblo por lo menos sabe orar. O  en su mayoría, lo intentan.

 

Por Limedes Molina Urrego

 

 

Cargar artículos relacionados
Cargar mas en Opinión

Puedes leer.

Covid-19, entre la conspiración y la tragedia real

Que detrás de la pandemia que estamos viviendo existe una gran conspiración, un negocio de…