Era un secreto a voces, todos lo sabíamos, pero alguien tenía que decirlo. No se escogió mejor medio de comunicación para hacerlo. Fue la revista Semana, el prestigioso medio escrito el que sacó a la luz pública la verdad sobre cómo funciona eso de los saludos en la música vallenata.

La fuente es nada menos y nada más que Álvaro Álvarez, el Triple A. El locutor y folclorista entregó detalles de cómo funciona ese negocito. Son esos saludos que a veces cuando se dicen con sabor hasta se convierten en parte de las canciones a tal punto que incluso las cantamos, pero  que a la mayoría puede fastidiarnos.  De hecho algunos músicos consideran que dichos saludos le quitan calidad a las producciones musicales,  y hasta han optado en algunas oportunidades  por no saludar en sus canciones. Algunos lo tienen como política. Es el caso de Jorgito Celedón quien no saluda ni a su mamá. Pero otros lo hicieron de manera temporal, volviendo a  ellos posteriormente como el caso de los Hermanos Zuleta, quienes en algún trabajo discográfico optaron por escribir los saludos en las caratulas de los discos. Al parecer el negocio no funcionó y volvieron a decirlos o a cantarlos.

Ahora bien, Álvarez ha dejado claro en la entrevista con la revista en mención, quienes son los que cobran y cuanto se meten al bolsillo en cada disco. La verdad, yo le creo todo lo que dice. No entiendo el por qué ahora ponemos el grito en el cielo, y por qué salen algunos manager y cantantes a desmentir lo dicho por el locutor. ¿Miedo a que el negocito se venga al suelo?.

Podría ser. De hecho al primero al que se le cae la estantería con esto es al mismo Álvaro Álvarez. El Triple A de seguro después de estas declaraciones, no será un comisionista confiable. Ha cometido el error mi amigo locutor guajiro, de patear la lonchera  como hacen los magos cuando enseñan sus trucos. Por lo menos espero haya quedado capitalizado con todo lo que el Cacique le pagó por su trabajo de comisionista de saludos.

Lo cierto es que esto pone nuevamente sobre el tapete el fenómeno de la Payola de la que tanto se ha hablado. Y lo hace porque ha quedado en evidencia que los que payolean no son solo los locutores por hacer sonar las canciones de los artistas, sino que estos también payolean a los empresarios, políticos, médicos, contratistas y hasta narcos. Eso sí, la payola que cobran los músicos son más grandes, lejanas del cielo a la tierra de las migajas que reciben los hombres y mujeres de la radio musical.

Así las cosas creo que llegó la hora de sincerarnos. Una publicidad que al fin y al cabo es  lo  son esos saludos en los discos, vale plata. Al fin de cuentas esa publicidad logra su objetivo, pues posesiona políticos, populariza odontólogos, camufla con prestigio a los narcos y lo mejor, se paga una vez para toda la vida.

De paso la publicidad de los músicos llega a las emisoras casi gratis pues el locutor, después de recibir una migaja – cuando la recibe – coloca el disco  con la publicidad  con la que los músicos subsidiaron su disco y se metieron un lago billete  a los bolsillos. Entonces en las emisoras,  licores, tabernas, a parte de los personajes saludados, terminan siendo publicitados sin pagar un solo peso, por lo menos a los medios de comunicación.

Todo esto tuvo un origen como el mundo mismo; la piratería llegó, arrasó con la industria, las disqueras dejaron de pagar a los artistas por producir un trabajo musical, mientras en el mercado alterno ocurría algo similar. Se trata de los medios de comunicación, donde los locutores dejaron de ser empleados pues a los dueños de los medios les pareció que era un gasto innecesario, ya que pagarle  a alguien para que haga lo que le gusta pudo parecerles una tontería. Así el locutor dejó de ser un empleado para pasar a ser un empresario dentro de la empresa. O mejor, un payolero al igual que el músico, al que sin embargo no se le puede llamar así, porque cuando la payola es millonaria se le llamará un saludo de compadre a compadre.

Por Limedes Molina Urrego
Director Tuperfil.Net.

Cargar artículos relacionados
Cargar mas en 

Puedes leer.

Movimiento Nacional Carcelario alerta sobre intereses corruptos del INPEC y la USPEC en el proyecto de reforma carcelaria

A través de un extenso comunicado, el Movimiento Nacional Carcelario, ( MNC )denunció la i…