Luego del encuentro que tuvieron los habitantes de Boquerón, con cuatro altos funcionarios del Gobierno Nacional, se logró acordar la realización de una mesa de trabajo para el próximo 25 y 26 de febrero, cuyo fin es pactar un compromiso legal que garantice los derechos del corregimiento de La Jagua de Ibirico, por una reubicación que no se dio y unos pasivos que el Estado y empresas mineras disfrutaron en los últimos 10 años.

“Para nadie es un secreto que con esa resolución 0071 Boqueron podría salir del proceso” dijo Marisol Quintero, líder de la población, al pronunciar su expectativa frente al marco jurídico, resaltando que a pesar de establecer los diálogos necesitan concluir la compensación bajo un acto jurídico que les brinde seguridad.

Los habitantes de Boqueron exigen además la recuperación y activación del campo en cuanto al tema de la generación de ingreso para cada uno de los hogares.

En una encuesta realizada a la comunidad de Boqueron, el 98% del 100% de la población, estuvo de acuerdo con que no se haga el reasentamiento puesto que es un proceso muy demorado y en esta ocasión requieren de pronta solución por los problemas sociales, económicos, ambientales y situación actual de las empresas mineras.

Marisol Quintero

Por Daniela Morón

Cargar artículos relacionados
Cargar mas en Perfil Departamental

Puedes leer.

/AUDIO/ En El Paso madres comunitarias siguen en la incertidumbre

Madres comunitarias y agentes educativas, adelantaron una protesta en la plaza principal d…