A través de un comunicado dirigido a Tuperfil.Net, el representante de los estudiantes de la UPC ante el Tribunal de Garantías Electorales, Fabio Andrés Pinto, calificó de difamatoria  la nota publicada por este medio, la cual lo relaciona directamente con el aspirante al Consejo Superior de la institución  David Blanchard.

No obstante en su comunicado, Pinto asegura que David Blanchard y é tienen una  relación  que nace naturalmente por la condición de ser estudiantes de la UPC.

Tuperfil.Net en aras del equilibrio informativo, y garantizando el derecho a la réplica, publica el comunicado sin editar.

MI ROL EN EL TRIBUNAL DE GARANTÍAS ELECTORALES

Valledupar, 22 de septiembre de 2014

Con relación al artículo de TUPERFIL.NET sobre el proceso electoral en la UPC y el papel del Tribunal de Garantías Electorales, en el cual se hace referencia directa a mi persona, me permito hacer uso de las normas jurisdiccionales para solicitarles que me permitan hacer las siguientes aclaraciones sobre la nota difamatoria que ese medio publicó y que lesiona mi buen nombre, con el mismo despliegue con que se difundió:

 1. Tal como lo contempla el Estatuto General de la Universidad, fui electo por los representantes estudiantiles como representante de los estudiantes ante el Tribunal de Garantías Electorales, luego de convocatoria hecha por la Secretaría General. Dan fe de lo anterior las actas y registros en la Universidad, luego mi presencia en este organismo se ajusta a todo lo establecido legalmente.

 2. Todos  mis actos y posiciones en el Tribunal reflejan mi indeclinable decisión  de defender la aplicación estricta del reglamento electoral, por tanto, no existe ninguna acción mía que no se ajuste a exigir la rigurosa aplicación  de todo lo reglado en esta materia, con la convicción de que su estricta observancia es prenda de garantía para que todos los aspirantes sean sujetos de las mismas reglas de juego y puedan demandar cualquier acción que se aparte de lo establecido, y respaldan esta aseveración las actas de las sesiones.

 3. David Blanchard y yo tenemos la  relación  que nace naturalmente por la condición de ser estudiantes de nuestra querida UPC y coincidimos en  los procesos que se adelantan en beneficio de la universidad desde orillas ideológicas distintas, situación que me aproxima con  los estudiantes que propenden por una universidad en mejores condiciones, que son la gran mayoría de los Upecistas.

 4. Es deber del Tribunal proceder a pronunciarse sobre las denuncias y analizar el material probatorio en el marco de los acuerdos, resoluciones, circulares y demás actos administrativos que deben aplicarse y respetarse, conforme al principio de legalidad. Ilegal sería no entrar a resolver estas denuncias y no manifestar mi posición sobre ellas.

 5. El reglamento del Tribunal de Garantías Electorales, en su artículo 6, parágrafo 2, dice que las representaciones son a título personal. Evidentemente, como estudiante de la UPC, no puedo abstraerme de los procesos propios de la comunidad universitaria y sus realidades. Mi deber en las sesiones del Tribunal de Garantías Electorales es acatar la constitución, la ley y los acuerdos y reglamentaciones internas, que fueron violados por algunos precandidatos para obtener posiciones ventajosas frente a los demás.

 6. Mis acciones están sujetas al escrutinio público, tengo la certeza de que mis acciones resisten cualquier  duda  o sospecha que trate de insinuar comportamiento doloso de mi parte y no es con afirmaciones o acusaciones temerarias que se va poner en tela de juicio mis actos. Invito aquellos que pretenden mantener la Universidad prisionera de las consejas, las intrigas y  las calumnias (que inclusive llegaron a la aberración de apoyar la conversión de las becas FEDESCESAR en créditos, afectando a los estudiantes) que acompañen sus asertos  con el respaldo de las pruebas. Mis declaraciones, posiciones y mis votos están consignadas en las actas que soportan mi actuación.

 7. En las sesiones han sido claras mis propuestas de adelantar la fecha en la cual se asignen los números de los candidatos y de subsanar los documentos que sean subsanables, incluso cuando los candidatos desatendieron los requisitos fijados claramente por el Tribunal, entre otros.

 8. De igual manera son innegables los problemas históricos en los que ha incurrido el Tribunal de Garantías, esto se debe a que éste organismo no se compone de expertos en derecho electoral y debido también a que éste órgano no es un cuerpo técnico especializado en materia electoral. Lo propicio es reformar éste organismo, ya que una reforma al Tribunal de Garantías Electorales y sus reglamentos propiciarían un mejoramiento de los ejercicios democráticos al interior de la Universidad Popular Del Cesar.

Fabio Andrés Pinto.
Estudiante Ing. Electrónica UPC
Representante de los Estudiantes TGE UPC. 

Cargar artículos relacionados
Cargar mas en 

Puedes leer.

¿Sanas motivaciones?

Querer dirigir los destinos de tu municipio o de tu departamento, es un derecho legítimo q…