Envenenada_

En la clínica Laura Daniela de Valledupar, falleció una niña de dos años, identificada como Oriana Jaimes Molina, que al parecer consumió veneno al confundirlo con dulces.

El hecho se presentó en el corregimiento de Brisas municipio de Tamalameque Cesar, donde la meno residía con sus padres y hermanitos.

Jaime Quintero, padre de la menor dio a conocer que él llegó a su casa a eso de las 11 de la mañana luego de salir a las 5 de la mañana a trabajar. En ese momento encontró a la niña dormida, cosa que le pareció extraño, por lo que fue a su cama a despertarla. Pero ante la falta de respuesta, Quintero llevó a su hija al centro asistencial de Tamalameque, donde le dijeron que la menor no despertaba porque tenía mucho sueño.

Sin embargo los galenos decidieron remitirla al hospital de Aguachica, donde los médicos decidieron trasladarla a la clínica Laura Daniela en Valledupar, donde luego de tres días hospitalizada falleció.

¿Negligencia médica?

Según el señor Jaime Quintero, la muerte de su hija se produjo especialmente por negligencia médica, debido a que el diagnostico de lo que le había pasado a su pequeña fue muy tardío. Mientras en Tamalameque pensaban que simplemente estaba dormida, en la Clínica Laura Daniela se demoraron en hacerle los exámenes para determinar las causas de su estado.

A pesar de esto, el adolorido padre señaló que se requiere que los padres estén más atentos con sus hijos.

Cargar artículos relacionados
Cargar mas en 

Puedes leer.

Movimiento Nacional Carcelario alerta sobre intereses corruptos del INPEC y la USPEC en el proyecto de reforma carcelaria

A través de un extenso comunicado, el Movimiento Nacional Carcelario, ( MNC )denunció la i…