“Camina plácido entre el ruido y la prisa.  Y piensa en la paz que se puede encontrar en el silencio”.  Así, contundente, y encantador, comienza Desiderata,  de la autoría de Max Ehermann. El poema del autor inglés fallecido en 1945 es uno de los tantos que sorpresivamente declama Leonardy Pérez Aguilar, cuando junto a varios de sus compañeros de estudio, se toma  las aulas de las universidades y colegios de Valledupar.

2

Se trata de “Una breve interrupción cultural”, como le han denominado a la campaña, la cual vienen desarrollando desde el primero de septiembre. Leonardy y sus compañeros, comenzaron por la UPC, universidad en la que estudian derecho, administración de empresas, sociología, de todo, menos arte y folclor.

 “La misión es lograr entusiasmar un alma más con el gusto de la poesía” dice el estudiante de derecho que al compás de una guitarra tocada por uno de sus compañeros, declama una poesía, la cual se convierte en un pequeño recreo para los estudiantes en momentos que se encuentran en plena clase.

La idea de ellos, es conquistar a amantes de la lectura, para que se conviertan en multiplicadores del amor por la lectura, la cual encarnan en un poema escrito en un papel que envuelven con una cintilla como se hacía en el pasado. “Queremos que ese poema nunca muera jamás”.

Por el momento los estudiantes poetas, han logrado entregar 10 mil poemas en la ciudad, pero la meta es entregar 24 mil, así que la tarea está a medio camino.

Cargar artículos relacionados
Cargar mas en 

Puedes leer.

Movimiento Nacional Carcelario alerta sobre intereses corruptos del INPEC y la USPEC en el proyecto de reforma carcelaria

A través de un extenso comunicado, el Movimiento Nacional Carcelario, ( MNC )denunció la i…