Solo tiene 18 años de edad. Se graduó de bachillerato en el colegio Comfacesar de Valledupar donde labora su mamá. Hoy se dedica ciento por ciento a patinar. Se trata de Andrea Cañón Batista, quien acaba de vestirse de oro en el Mundial de Patinaje llevado a cabo en Argentina. La joven deportista es uno de esos personajes sobre los que se cumple la premisa de que nadie es profeta en su tierra.

En el Cesar se cansó de tocar las puertas de los entes que supuestamente promueven el deporte, pero ante las negativas, decidió emigrar al departamento de Bolívar.

Allí fue reclutada por la liga de patinaje de ese departamento, la cual le brindó todo el apoyo llevándola hasta la ciudad de Rosario Argentina, donde acaba de obtener la medalla de oro en la modalidad contra reloj individual.

Pronto regresará a Colombia, y se espera que llegue a Valledupar a visitar a su familia, y de seguro verá de frente a quienes les cerraron las puertas sin saber quién era la que se las estaba tocando.

Cargar artículos relacionados
Cargar mas en 

Puedes leer.

Una justicia empeliculada

Este 2023 comenzó con una noticia muy triste. Una menor de 7 meses de nacida murió por inh…