Sin el servicio de agua permanece desde el pasad 30 de noviembre, el corregimiento de Los Venados zona rural de Valledupar. A los habitantes de la población les toca abastecerse del preciado liquido, les toca hacer maravillas, luego del hurto de la tubería.

El inspector local, Karín Quintero, dijo que el servicio del agua se afectó por unos problemas relacionados con una creciente del río Garupal y ese día se presentó el robo de la tubería a orillas del afluente. Fueron 20 tubos de seis metros y ocho pulgadas cada uno, según informó el inspector.

El venaero Antonio Pinto se quejó de las autoridades, especialmente de la inspección local, al considerar que no actúan de forma diligente y el único que termina afectado es el pueblo. “Cavaron, se llevaron la tubería y nos dejaron sin agua. Por otro lado, tenemos cinco molinos de viento y se los robaron”, dijo Pinto, reiterando que en Los Venados nadie responde por el corregimiento.

Mientras tanto, el inspector Karín Quintero informó que este domingo se adelantó un operativo  para encontrar los elementos hurtados y fue en Bosconia donde ubicaron varios tubos y es posible que sean judicializadas algunas personas.

Cargar artículos relacionados
Cargar mas en Perfil Departamental

Puedes leer.

Estos son los nuevos cortes de energía que anuncia Afinia

La empresa Afinia anunció la suspensión del servicio en el corregimiento Llerasca, en juri…