Doiber Rojano, presidente de la Federación de Juntas de Acción comunal del departamento, se defendió de las acusaciones sobre el embargo que pesa sobre esa entidad y que fue denunciado en los últimos días por líderes comunales de Valledupar como la razón de impedimentos en la tramitación de proyectos que beneficien a la comunidad.

Rojano reconoció que existe una deuda de más de 100 millones de pesos a la DIAN desde el año 2011 correspondiente a una serie de recursos que utilizó la Federación para proyectos. Sin embargo, sostuvo que la organización no tiene cómo pagarlos, por lo que están buscando una condonación de la deuda.

Adicional a esto, el líder comunal habló sobre lo referente a una serie de capacitaciones que brinda la Federación para los nuevos integrantes de las JAC, y negó que se estén presentando contrataciones a terceros por parte de la Federación, sino que afirmó que los contratos son adjudicados por la Gobernación del departamento.

Sobre toda esta situación, Rojano manifestó que se trata de divisiones en las Juntas de Acción Comunal debido a intereses personales perseguidos por algunos individuos de atraer la atención.

Cargar artículos relacionados
Cargar mas en Perfil Comunidad

Puedes leer.

Complacido con los resultados del consejo de seguridad llevado a cabo en Atánquez, se mostró el corregidor de Patillal

Se llevó a cabo un consejo de seguridad en Atánquez, donde estuvieron presentes autoridade…