Las encuestas dicen, que Petro ganará. Pero también dicen que ganará Hernández. A estas alturas, ¿qué tanto importa lo que dicen las encuestas? ¿Ellas deciden por usted? . ¿Ellas influyen en su decisión?. ¿ Es bueno que usted se convierta en Vicente, que va para donde va la gente?.

A propósito, las mismas encuestas indican que el voto en blanco está creciendo. Así las cosas, muchos son los colombianos que al parecer no están convencidos por ninguno de los dos aspirantes a la Casa de Nariño. Y razones hay a mi modesto parecer. No es que nos hayan dejado muchas opciones, no es que sean ambos candidatos las eminencias que uno esperaría de quien aspira a dirigir el país. Increíble que en un país que comienza campaña política cuatro años atrás, se haya quedado con estos dos aspirantes, que representan el populismo y la demagogia. Pero así es nuestra democracia.

Pero, ¿Si es responsable votar en blanco?. ¿De qué sirve votar así??. Es una alternativa sin efectos reales, aunque sí es un precedente político al que debemos respetar.

Estamos ante una decisión difícil, y gane quien gane, vamos a tener cuatro años más de estallido social. Nos lo acaba de advertir “la niña Sofí” desde España, y ella sabe por qué lo dice, aunque solo sea por redes sociales, la tiene sobre clara como es que funciona el sistema del que siempre habrá un motivo para protestar.

¡Increíble!, el país pensó que al perder Fico en la primera vuelta,  el uribismo había perdido y había salido de escena. Pero no, siempre se requerirá revivir al enemigo porque pelear sin enemigo no tiene sentido y resulta hasta harto, huesero como dicen los pelaos. Ahora Rodolfo, quien estuvo cerca al petrismo hasta poco antes de la primera vuelta, es más uribista que el mismo Álvaro, no porque en verdad lo sea, sino porque conviene que lo sea. Aplicando la frase del dueño del Ubérrimo en su mejor momento; la serpiente ha sido herida, pero sigue viva. En este caso, tocó revivirla.

Por Limedes Molina Urrego

Cargar artículos relacionados
  • / OPINIÓN/ Nada es personal

    Nos lo dejaron claro Álvaro Uribe y Gustavo Petro, una cosa son los debates políticos, y o…
  • La verdad verdadera

    La verdad duele, y veces resulta subjetiva, y la verdad muchas veces  por esa subjetividad…
  • La metamorfosis de la mermelada

    Antes mermelada, hoy apoyos, gobernabilidad, pacto. En fin la mermelada ha sufrido una ext…
Cargar mas en Opinión

Puedes leer.

/ OPINIÓN/ Nada es personal

Nos lo dejaron claro Álvaro Uribe y Gustavo Petro, una cosa son los debates políticos, y o…