Muchas son las quejas que se han escuchado por la tibia posición que a decir de algunos, ha asumido El Ministerio de Trabajo en el Cesar, frente a la crisis por la que atraviesan los trabajadores del sector salud en el departamento. Pocos son los pronunciamientos que de esta entidad se han escuchado, luego del drama que viven los trabajadores, por el atraso de muchos meses de salario.

El director territorial del Ministerio de Trabajo en el departamento Assad Raish  salió al paso a estas críticas asegurando que el acampamiento a los trabajadores es claro como el hecho entre abril y mayo de 2020, haciéndole seguimiento a los diferentes Comités Paritarios de Seguridad y Salud en el Trabajo Copasst a las ESES  y a las IPS, verificando tanto las medidas de bioseguridad como la revisión de las nóminas.  

Dijo que, a finales de mayo del año pasado, encabezó varias mesas de trabajo, discutiendo el pago de los salarios.

Raisch dijo que la solución a esta crisis salarial, no debe ser sancionar al hospital Rosario Pumarejo de López, pese a que tienen facultades para hacerlo, ya que esto lo único que haría sería debilitar más al centro asistencial. “Sabemos que al sancionar al hospital o al Idreec, lo único que haríamos sería gravar toda esa situación” acotó Raich Gámez.

Con relación a la tercerización de los trabajadores del Rosario Pumarejo a través de las asociaciones sindicales, dio a conocer que hace ocho meses oficiaron a los entes de control con base en los hallazgos que la misma Supersalud encontró en su momento a finales de 2020. “ Cinco meses después iniciamos un proceso administrativo sancionatorio contra el hospital y contra siete asociaciones sindicales” dijo,  al tiempo que indicó que  espera que el centro asistencial suscriba un acuerdo con el Ministerio de Trabajo de firmar un compromiso de formalización laboral.

“ Yo le pedí al Ministro de Trabajo que sea él quien convoque una mesa de trabajo con  la gerente del hospital y con la gerente del Idreec para que se establezcan compromisos con los trabajadores” acotó el funcionario.

Advirtió que el proceso sancionatorio contra el Rosario Pumarejo, busca que se creen condiciones para garantizar el trabajo directo con la entidad cosa que sin embargo Rasich señaló, son las que se quieren evitar. “Tenemos la fe como cesarenses, de que esta situación … se solucione” anotó el encargado de la oficina de trabajo en el Cesar.

De otra parte el director territorial del Ministerio de Trabajo en el departamento, dio a conocer que hasta el momento no existe ante ellos una denuncia formal sobre persecuciones en el sentido de cerrarles las puertas en un centro asistencial a un trabajador por haber renunciado a otro, como se dio a conocer por parte de Adela Flores, presidenta de la Asociación de Anestesiólogos el pasado lunes, durante la audiencia pública llevada a cabo en la Asamblea del Cesar.

Cargar artículos relacionados
Cargar mas en Perfil Salud

Puedes leer.

Vacunación contra sarampión y rubeola en Valledupar sigue a medias

En deuda están todavía las autoridades en la capital del Cesar en cuanto a la vacunación c…