Los asistentes a la ceremonia de clausura de los Juegos Bolivarianos el pasado martes – ceremonia que por cierto fue grandiosa – se sorprendieron con una paloma que apareció en la tarima. No fue una de las palomas de la plaza, sino una paloma blanca que hace parte del logotipo de la Alcaldía de Valledupar, pero no de esta administración de Mello Castro sino de la de Augusto Ramírez Uhía, su antecesor.

Llamo la atención que los celulares parecían estar listos para registrar ese preciso momento en el que como por arte de magia, la paloma apareció, y como toda paloma arisca, salió volando a los 30 segundos.

El detalle no pasó desapercibido para nadie, aunque muchos creyeron que se trató de un reconocimiento por parte del actual alcalde, al mandatario municipal que gestionó durante su gobierno la realización de los bolivarianos en Valledupar. Lejos estamos de eso. Fue un error de producción. Lo que no se sabe es que, si fue un error voluntario o no, lo que si es cierto es que ayer el alcalde Mello Castro, como se dice popularmente, tenía la piedra afuera. No es para menos, el mandatario quería que fuera su noche, y no la noche de su antecesor.

¿Se hizo justicia divina? Fue lo que muchos dijeron, cuando vieron aparecer el logo de la anterior administración en la pantalla gigante.

Quedan dos reflexiones por hacer al respecto. ¿No hubiese sido gallardo algún reconocimiento al anterior gobierno por la gestión realizada para traer los juegos a Valledupar? Por lo menos unas palabras en ese sentido durante el acto de inauguración y clausura, no hubiese quedado mal. Y la segunda reflexión – si es que el anterior gobierno estuvo detrás de esta aparición repentina de su logo – ahí están pintados buscando siempre la pantalla, el protagonismo, alimentando el ego. Por eso empalagaron tanto.

Por Limedes Molina Urrego

Cargar artículos relacionados
Cargar mas en Opinión

Puedes leer.

El que esté libre de pecado, que tire la primera piedra

Sin bien es cierto este verso lo popularizó Fabián Corrales en una de sus canciones en la …