La historia del imperio romano tiene tanto de largo como de ancho, y gran parte de los gobiernos de la actualidad adoptaron prácticas precisamente inspirados en dicho imperio, pero no precisamente las prácticas más nobles, sino las perversas, las sórdidas, las de carácter distractor y en algunos casos las represivas, que desafían los mínimos de la inteligencia humana, veintiún siglos después, el artista satírico Juvenal por ejemplo, acuñó la alocución de carácter peyorativo; “pan y circo…” a manera de crítica social, dirigida tanto al gobierno de la época, por la práctica de la compra del voto, entregando harina de trigo para hacer pan, y, a los juegos desarrollados en el coliseo para distraer al pueblo de sus necesidades verdaderas, y al pueblo que vendía el voto, y se dejaba distraer con el ruido del espectáculo circense, pero que se hallaba sumido en una profunda crisis, social, económica y política.

El pan y circo de Juvenal, cobra vida en la actualidad, de la mano del gobierno municipal, de Tuto Uhía, quien con la consecución de la sede de los juegos Bolivarianos, pretende hacer olvidar al pueblo vallenato de sus verdaderas necesidades, así como de su nefasto gobierno, mandato que ha sido el peor en la historia de la ciudad, por ello cobra vida el título de este artículo, vamos a realizar un repaso por las principales apuestas de este mandato y a evaluar sus iniciativas, dejando en claro de antemano, que, reposa en mí poder información oficial suministrada por la misma Alcaldía Municipal de Valledupar, adquirida a través de derechos de petición, entonces las cifras y datos, número de contratos y convenios que citados, reposan en poder del redactor.

Una de las principales apuestas del actual alcalde, era convertirse en el “alcalde del empleo”, y es que en lo que a tasas de desocupación se refiere, Tuto Uhía, encontró al municipio con un digito en lo relativo al desempleo, y con unas propuestas sacadas de las fabulas más fantásticas logró cautivar a los vallenatos, lo irrealizable de sus propuestas, nos tienen hoy mientras se lee este artículo, siendo la ciudad número 1° en desempleo en la Costa Caribe, superando a Riohacha  y Santa Marta, y a nivel nacional, ocupando el vergonzante 2° puesto solo superada por Quibdó, así las cosas, en materia de empleo la actual administración se rajó, 16,7%.

De Valledupar “la más Educada…” solo quedaron los enunciados en el Plan de Desarrollo Municipal, Valledupar Avanza… que en este caso tenemos que decir, ¡no avanzó! La deficiente prestación del PAE (Programa de Alimentación Escolar), por la calidad de los alimentos que brindan, y, que pasaron de ser raciones alimenticias, a convertirse en complementos, el transporte escolar en los corregimientos se contrata por diez (10) meses, pero se presta por cuatro o cinco, de manera discontinua, la venta de alucinógenos en las afueras de los centros educativos, y los últimos lugares en las Pruebas SABER-PRO a nivel nacional, arrojan como resultado final la silenciosa pero constante deserción de los educandos, lo anterior sin dejar de lado que en muchos y cuando digo muchos es porque en realidad lo son, es elevado el número de instituciones educativas que no funcionan correctamente sus baterías sanitarias y sus techos se caen a pedazos, poniendo en riesgo la vida de estudiantes y docentes, así como del personal administrativo. De contera, el pago atrasado de los salarios de los docentes, es plena prueba de que la educación no es, ni fue una prioridad para este mandato.

Hace unos días, al observar vacías las estaciones de las bicicletas públicas, nos dirigimos al señor alcalde y secretario de tránsito para conocer las razones por las cuales las bicicletas no reposan en los sitios destinados para su uso, y, obtuvimos respuesta que confirmó lo que muchos pensamos del actual mandato, esta es una administración de fiebres y un alcalde de caprichos, pues en respuesta N° 003167 que este sistema fue implementado en la ciudad mediante la suscripción de convenio interadministrativo celebrado con el Ministerio de Tránsito y Transporte, el cual tenía vigencia de un (1) año, razón por la cual y al encontrarse vencido, las bicicletas se encuentran archivadas en el Parque de la Leyenda Vallenata, en las ciudades de avanzada las bicicletas se utilizan como un complemento de un sistema multimodal de transporte, es decir, que existe un conjunto de estrategias y herramientas para facilitar la movilidad de los ciudadanos y no de un caprichoso y perceptible sentir de querer traer bicicletas y querer estimular su uso de forma inadecuada, de esta manera y sobre este ítems podrán concluir ustedes mismos….

En lo que a la salud se refiere, el ocupar los preocupantes primeros lugares en materia de contagio de enfermedades de transmisión sexual, como lo es el caso puntual de V.I.H. y SIDA, de igual modo la reaparición de una enfermedad prácticamente extinta como era la tuberculosis y que hoy registra al menos 30 casos, y el no cumplimiento de las metas del plan de desarrollo en el acápite de salud, pues a la fecha y a falta de 5 meses para concluir el actual gobierno, a duras penas se logra llegar al 50% de las metas propuestas en dicho segmento, y en ello influye entre otras cosas, que, el Hospital Eduardo Arredondo Daza, tiene más de 3 años con la urgencia cerrada, y la capacidad instalada para hospitalización y atención ambulatoria funciona en un 18%, cabe entonces el interrogante; ¿Quién atiende la salud de los vallenatos del régimen subsidiado?. Con lo anterior y habiendo más factores y razones atribuibles al actual mandato ¡la salud tampoco avanzó!

Hablar de Valledupar, es hablar de cultura, y de tradiciones hospitalarias, amabilidad, pero esto parecen haberlo perdido de vista tanto el alcalde, como los vallenatos, y lo digo apoyado en los hechos que hablan por sí solos, el borrar la Obra Valledupar Tierra de dioses, del maestro Germán Piedrahita, y, la intervención de la Plaza Alfonso López, remodelando su arquitectura por completo, acabando de un plumazo la historia de Valledupar, ante el silencio cómplice e impasible de todos los habitantes de la ciudad, en la cual según respuesta oficial emitida por la Secretaría de Obras del municipio VA – SOPM – 1370 – 2019. Se invirtieron finalmente $ 9.870.710.050, incluyendo la adición, cambiando por completo el entorno colonial y tradicional de la Plaza, transportándonos a cualquier otra ciudad menos a la mítica ciudad en la que crecimos, por último y empleando recursos adquiridos vía empréstito, se propone remodelar la glorieta del terminal de transporte, hasta ahí nada de raro, lo contradictorio es que siendo la ciudad o el valle del cacique Upar, el monumento a esta autoridad ancestral sea reemplazada por los cantantes de la nueva ola, mientras el Turco Gil, sigue allí con su perenne situación hipotecaria sin resolver, ¿Cuál es el orden de prioridades en materia de cultura? ¿Dónde queda la identidad cultural de nuestra tierra con semejantes y contradictoria intervenciones? Que lo digan los vallenatos que hasta ahora guardan silencio.

El dejarse deslumbrar por temas o términos novedosos parece ser una constante para el actual mandatario, tal como reza el adagio popular; “el que no sabe para dónde va, cualquier bus le sirve”. Y es que si hacemos memoria el actual gobierno inició con la Paloma símbolo de paz, y bandera institucional de mandato presidencial anterior, sin embargo y teniendo en cuenta que a rey muerto… una vez el nuevo gobernó objetó la JEP, este alcalde hizo parte del bloque de mandatarios de ciudades capitales que respaldaron al impopular Duque, monumental contradicción, pero bueno como ellos mismos dicen, “la política es dinámica”, acto seguido se embarcó en la nueva aventura, la de convertirnos en Distrito Naranja, pero la declaratoria del mismo presidente de la república lo dejó fuera de dicha iniciativa y con un centenar de guayaberas naranja en su guarda ropas. También importó desde el Estado de Paraná en Brasil, más concretamente de Curitiba, la Acupultura Urbana, que es un conjunto de estrategias de cultura ciudadana, conectadas y desarrolladas de manera integral, para ello empleó a dos de sus más eficientes funcionarios, en apenas dos de las tantas acciones de la Acupultura, como es la limpieza de los sitios públicos y la pintura y embellecimiento de lugares, esta fiebre también duró poco, y definitivamente no se consolidó nada.

Hay que desmitificar al “mandato de las obras” y reducirlo a su justa proporción, pues por respuesta oficial emitida por la Secretaría Departamental de Infraestructura, sabemos que, las cuatro (4) avenidas intervenidas se ejecutaron con recursos de Regalías del Departamento, en asocio con el SIVA, estas son; Avenida Fundación, 450 años, Adalberto Ovalle y la Carrera 27, esto en plata blanca quiere decir que la alcaldía No las construyó, sí en cambio, tenemos a la vista la Intervención de 48 parques en la ciudad, respuesta oficial VA – SOPM – 1370 – 2019, de los cuales 36 fueron ejecutados solo por 5 contratistas, con características comunes y que en aras de la transparencia, debería en acto público informarle el señor alcalde a la comunidad de la particularidad de este dato no menor, y para cerrar este segmento que lo celebra la administración y sus áulicos como un gran logro, también se hace preciso decir que dichos parques perdieron la calidad de públicos ya que para utilizar las instalaciones de los tales los ciudadanos deben pagar una cuota de mantenimiento, ¡tamaña gracia!

Los sabios dicen, que; “hay que escoger bien a los adversarios, porque indefectiblemente terminaremos pareciéndonos a ellos”, y esto terminó sucediéndole a Tuto Uhía, porque pasó de ser aquel concejal acérrimo y recio opositor al empréstito del alcalde Luis Fabián, cuando este, utilizó un crédito para el desarrollo del Plan Maestro de Acueducto y Alcantarillado, a que en su mandato se tramitaran y se aprobaran 3 Empréstitos. Todo su gobierno ha sido una obra teatral, llena de colorido, ruido y muchas fotos, vacuos anuncios pero pocos resultados, los indicadores sociales con saldo en rojo así lo indican, y este alcalde al Igual que Tito Libio o Cómodo, perversos Cesares del imperio Romano, quienes ocultaron lo nefasto de su gobierno tras la máscara de los juegos en la arena del coliseo romano, dicho sea de paso, contribuyeron grandemente a la caída del imperio.  Él de aquí, el Tuto Uhía, pretende que con la obtención de la sede de los Juegos Bolivarianos, los habitantes de esta comarca olviden el Desempleo, La Inseguridad, la Pésima Atención en Salud, los Últimos Lugares en Educación, y con el reencauche de la estrategia del “Pan y Circo…”, y además lo premien electoralmente eligiéndole a su candidato, quien gastando cantidades obscenas en su campaña, apoyado en los altos niveles de Pobreza Monetaria, Pobreza Extrema y Multidimensional, se hace viable aprovechándose de la evidente necesidad, la verdad después de leer este artículo no estoy seguro de como piensen votar los vallenatos, pero yo francamente No Se Ernesto, No Sé… elegirte sería seguir dando palazos de ciego, prefiero mejor algo distinto!!!

Nota de cierre; he asistido a las tres rendiciones de cuenta del actual alcalde, y es la primera vez que un mandatario solo anuncia cosas, promueve iniciativas, pero no revela cifras, estadísticas, logros, ni valores de contratos, nombres de contratistas o información alusiva a las actividades desplegadas por una administración, algo hay en el canto de la cabuya.

 

Luis Fernando Padilla.

NOTA DEL DIRECTOR. Las opiniones de los columnistas que escriben en Tuperfil,net, son libres y de su exclusiva responsabilidad.

Cargar artículos relacionados
Cargar mas en Opinión

Puedes leer.

OPINIÓN. Prefiero que los demás tengan la razón

Son las 6 de la mañana. Los estudiantes caminan lentamente. Mauricio le habla a Leonela de…