A la fecha más de 700 hectáreas de bosques se han quemado en la zona corregimental de Valledupar, situación que llevó a los organismos de socorro a redoblar esfuerzos con el fin de enfrentar las emergencias que se registraron especialmente en corregimientos del sur.

A raíz de esto la  Oficina de Gestión del Riesgo Municipal extendió un  llamado a la comunidad en general abstenerse de realizar quemas no controladas ya que estas prácticas inadecuadas ocasionan un impacto negativo a los ecosistemas, por consiguiente, efectos sobre la flora, la fauna y el agua, la emisión de gases acelera el efecto invernadero.
Omar Quintero López, enlace de la Oficina de Gestión del Riesgo, pidió a la  ciudadanía en que general que no implementen las quemas prohibidas o  socolas:

“Las personas que hacen este tipo de prácticas, deben saber además, que el Código de Policía y Convivencia contempla unas sanciones muy específicas para este tipo de conductas,  – Art 101 – Comportamientos que afectan las especies de flora o fauna silvestres y quemas,  por lo cual lo mejor es abstenerse de hacerlo recalcó Quintero López.

Cargar artículos relacionados
Cargar mas en 

Puedes leer.

Un vallenato entre los heridos de la Escuela General Santander

En el barrio Villa Jaidith de Valledupar, reside uno de los heridos en el atentado terrori…