Cuando todo mundo celebraba la llegada de la navidad, Sindy Alonso Orozco de 30 años de edad, comenzaba a vivir una tragedia. Su pequeño apartamento ubicado en la urbanización Hernando Marín al sur de Valledupar, era consumido por las llamas.

Sindy había salido con sus dos hijos de 12 y 13 años, para la casa de su mamá con el fin de disfrutar de las fiestas de navidad junto a sus familiares, cuando a eso de las diez de la noche alguien se comunicó dándole a conocer que se había presentado un incendio en su casa producto al parecer de un corto circuito.

Minutos después los bomberos y unos vecinos habían logrado mitigar las llamas, evitando que estas se expandieran a otros apartamentos. Lamentablemente la acción no fue suficiente para salvar las pocas pertenencias de la humilde mujer.

Lo primero que hizo Sindy fue ir a la Alcaldía de Valledupar, y a Fonvisocial a pedir ayuda, pero según ella en estos lugares los funcionarios le cerraron las puertas.

Hoy Sindy, quien además vive la tragedia de un cáncer de pulmón, debe vivir arrimada en la casa de una amiga en el barrio El Edén, mientras su apartamento está sumido en el abandono esperando que alguien le eche una mano.

Cargar artículos relacionados
Cargar mas en 

Puedes leer.

Turista muere ahogado en plaza de la costa norte

Un hombre perdió la vida por inmersión en la vía al mar, que une a las ciudades de Santa M…